TENIS - MASTERS DE LISBOA

"La final empezó aquí", dice el jugador español

"Sin duda", aseguró Àlex Corretja, "la final comenzó aquí". El número uno español entró en la sala de conferencias gritando "¡vamos!", y asegurando que la final de la Copa Davis, que enfrentará a España y a Australia en Barcelona el próximo fin de semana, empezó ya con su victoria sobre Hewitt. "Es una pena no haberme clasificado, pero con el grupo que tenía era muy difícil. Y hoy [por ayer] mi objetivo era ganar a Hewitt, para demostrarle que podía hacerlo, y que la semana que viene deberá morir en la pista si quiere ganar un partido. Creo que he roto una barrera".Corretja fue especialmente duro con Hewitt, algo inusual en él. "Cuando me ganó en Australia tuvo un comportamiento de sobrado", dijo Àlex. "Si podía debía ganarme por un triple 6-0, pero debió ser educado y no lo fue. Se pasa un poquito. Yo también fui joven y no era así de faltón con los demás". El español confesó que si se hubiera enfrentado a otro jugador, igual habría bajado los brazos cuando perdió su saque en el segundo set. "Pero contra él, no. Quería ganarle por su forma de ser, por lo que me hizo en Australia y por la proximidad de la final. Ahora todos sabemos que podemos ganarle. Y debemos estar convencidos de que en tierra batida aún somos más superiores. En Barcelona, además, tendremos un gran público, al que ya alertaré sobre la actitud de Hewitt".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS