La ultraderecha de Rumania amenaza a la prensa con trabajos forzados

Anghel Stanciu, vicepresidente del Partido Rumania Grande (PRM), amenazó en Iasi (norte del país) a los periodistas que critican a su caudillo, el candidato presidencial ultranacionalista Vadim Tudor. Stanciu calificó de "vendidos a Occidente" a esos periodistas, que deberían ser internados en "campos de trabajo forzoso". Como puesto de trabajo, el dirigente ultra ofrece a los periodistas díscolos: "Concluir las obras del canal Danubio-Bucarest y otras obras sin finalizar, iniciadas antes de 1989", año de la caída de la dictadura de Nicolae Ceausescu.Tudor, de 51 años, quedó en segundo lugar en la primera vuelta de las elecciones presidenciales con un 28% de votos. En la segunda vuelta, el próximo día 10, Tudor disputará la presidencia al ex comunista de 70 años Ion Iliescu, que el pasado 26 de noviembre consiguió un 37% de votos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS