94.000 aragoneses presentan alegaciones contra el trasvase del Ebro al eje mediterráneo

La mayoría ha utilizado un mismo texto distribuido por el diario 'Heraldo de Aragón'

Casi cien mil alegaciones contra el borrador del Plan Hidrológico Nacional se entregaron ayer en los registros de la Delegación del Gobierno en Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro. De las 94.634 contabilizadas, la mayoría (64.232) reproducen una propuesta del periódico Heraldo de Aragón, que abandera el rechazo a que se trasvase agua del Ebro. Los partidos regionalistas también han cooperado en la recogida de apoyos en la calle. La Chunta consiguió desde el pasado viernes 10.400 firmas, y el PAR, 13.000, en mesas ubicadas en los barrios de las capitales aragonesas. Antes de la entrega masiva de firmas, en la Delegación del Gobierno se acumulaban 3.000, y en la Confederación Hidrográfica, otras 500 de profesionales y otros colectivos.

Más información
La batalla contra los regadíos ilegales
La Generalitat quiere que se tome menos agua del Ebro

El Plan Hidrológico Nacional considera como solución óptima trasvasar 1.050 hectómetros cúbicos anuales del bajo Ebro con el siguiente reparto: 190 hectómetros para Barcelona, 315 para la Comunidad Valenciana, 450 para Murcia y 95 para Almería.Las críticas al Plan coinciden en su rechazo a que se considere al río Ebro como única fuente de recursos hídricos para compensar el déficit que soporta todo el eje mediterráneo, desde Barcelona hasta Almería. Así, la mayoría de los alegantes sostienen que en lugar de llevar el agua a las regiones ya "ricas" debería apostarse por mantenerla donde se encuentra de modo natural para poner en valor el territorio de su entorno. El Gobierno de Aragón, la Confederación de Empresarios de Zaragoza, Chunta, Izquierda Unida, el PAR y CEPYME apelan a que la propuesta del plan vulnera principios constitucionales o de invasión de competencias de las comunidades autónomas. El presidente de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, aseguraba ayer que no cree que "haya habido ningún proyecto de ley con tanta respuesta y fuerza como para movilizar a la sociedad aragonesa".

La Plataforma de Defensa del Ebro insistía en el compromiso de una sociedad que, además de manifestarse masivamente el ocho de octubre pasado, ha ejercido su derecho democrático a argumentar su rechazo.

El Partido Popular también presentó sus alegaciones, pero en positivo. Lo hizo ayer -hoy expira el plazo dado por el Ministerio de Medio Ambiente- en el sentido de reconocer los mecanismos que establece el plan para garantizar que Aragón reciba compensaciones si cede agua y la inclusión del Pacto de Aragón, un compromiso de obras a ejecutar por el Estado en la región aprobado por unanimidad en el Parlamento regional en 1992 (de los 3 billones que cuesta el PHN, las inversiones comprometidas con Aragón se elevan a más de 400.000 millones de pesetas).

El Partido Popular, que ha criticado a quienes han alegado en negativo, reclama más hectáreas de regadío para la comunidad, vetar la creación de nuevos riegos en Levante, sancionar los riegos ilegales y subir de 5 a 10 pesetas el canon de compensación por cada metro cúbico trasvasado.

La cifra total de alegaciones desde Aragón no se conocerá hasta dentro de varios días pero, tanto la delegación del Gobierno, como la Confederación se vieron desbordados. Eso sí, sus registros cerraron a la hora prevista: la dos de la tarde en la Confederación y las seis en la delegación. Algunos apuraron hasta dos horas más en certificarlas por correo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS