LA RENOVACIÓN SOCIALISTA

El PSOE de Málaga elige una ejecutiva con mayoría de mujeres y sin ningún dirigente histórico

Marisa Bustinduy obtiene el 73,7% de los votos en el congreso de la renovación generacional

Los socialistas malagueños se han sumado a la corriente del cambio tranquilo emergida en el 35 Congreso Federal. El giro es rotundo. En la ejecutiva elegida ayer con 253 votos, el 73,7%, no figura ningún nombre de los dirigentes que acapararon el protagonismo en la última década y se ha abierto paso un equipo que, con Marisa Bustinduy al frente, tiene mayoría de mujeres (16 de 31 miembros) y combina militantes que han permanecido en segunda línea y jóvenes. Eso sí, su formación requirió muchas horas de negociación porque sí se repitieron las presiones y tensiones ocasiones anteriores.

La transformación la ilustró el secretario de Política Municipal de la ejecutiva regional, Rafael Centeno, quien sentenció: "Como estará cambiando esto, que no conozco a la mayoría de la gente de la nueva ejecutiva". El secretario general saliente, José Asenjo, destacó en el discurso de su informe de gestión la vestiginosidad del cambio que el partido iba a experimentar en el congreso celebrado ayer en Torremolinos, y que ha supuesto la desaparición del equipo de dirigentes en torno al que el partido estaba acostumbrado a articularse desde hace años.El relevo sin embargo no estuvo exento de tensiones. Marisa Bustinduy y José Aurelio Román, elegidos secretaria y vicesecretario general respectivamente, llegaron al congreso con una ejecutiva perfilada a la que tuvieron que hacer numerosos ajustes, algunos de ellos sustanciales, por las presiones de las diferentes familias y agrupaciones territoriales. Bustinduy, que las consideró normales por la complejidad de la provincia, estuvo ausente del plenario durante toda la jornada, que pasó encerrada en un despacho negociando la formación de su ejecutiva, compuesta por 31 miembros, nueve más que la anterior. El descontento lo muestra el 26,2% de votos en blanco.

En su despedida, Asenjo requirió a los militantes a un cambio de actitud para hacer posible que la renovación no quede sólo en un mero relevo de militantes y signifique también modos de comportamiento y un discurso político que permitan recuperar el espacio electoral perdido. Málaga es la única provincia andaluza donde el PSOE ha salido derrotado en el último ciclo de elecciones (municipales, autonómicas, generales y Parlamento Europeo). El secretario de la agrupación de Mijas y ex presidente de la Diputación, Antonio Maldonado, dijo que el cambio "no puede ser sólo de caras, de relevar a los pesos pesados por sus tapados, sino que debe ser un cambio que reilusione al militante, que empecemos a vislumbrar cosas nuevas con criterios claramente de izquierda y progresistas".

En la nueva ejecutiva sólo repiten cuatro componentes de la anterior, abundan los alcaldes y concejales "para poner el acento en el municipalismo", y hay representación de todas las familias. Además de Bustinduy, que era miembro nato como portavoz del grupo socialista en Diputación. José Aurelio Aguilar, el candidato que finalmente pactó su integración en la lista de Bustinduy, y que también estable en la anterior dirección, sale muy reforzado, ya que la vicesecretaría asume las competencias que tenía la desaparecida secretaría de Institucional, además de la acción electoral.

No está sin embargo en la ejecutiva el tercer hombre que aspiró a la secretaría aunque se retiró de la disputa, el concejal de Málaga Francisco Triguero, que no aceptó la secretaría de Administración.

La presidencia la ocupa el viceconsejero de Agricultura y Pesca, Juan Paniagua, después de que renunciaran a ella Asenjo y el consejero, Paulino Plata. La secretaría de Organización es para Rosa Torres, delegada de la consejería de Cultura, en la secretaría de Organización. Asenjo explicó que su retirada debe ser total.

El único incombustible es el alcalde de Vélez, Antonio Souvirón, que repite en su enésima ejecutiva, al frente de un área nueva, Innovación y Comunicación Interna. Sólo mantiene el mismo cargo de la anterior dirección Luis Reina en Política Municipal. La otra repetidora es Ana Fuentes, la única parlamentaria de la ejecutiva, que será portavoz.

El congreso aprobó la gestión de José Asenjo con 320 votos favorables (93%), siete en contra y 15 abstenciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS