Un alijo enterrado a 20 metros de profundidad

Las dos últimas intervenciones de la Guardia Civil se saldaron en la provincia de Alicante con la aprehensión de más de cuatro toneladas de hachís. La primera de las operaciones se llevó a cabo el pasado 30 de noviembre en la zona de El Campello, donde los agentes requisaron un total de 1.180 kilogramos. El pasado martes, el grupo subacuático de la Guardia Civil localizó un total de 2.300 kilos de hachís, que se hallaban a unos 20 metros de profundidad en el mar, frente a la Cala Ferris de Torrevieja. La droga interceptada, distribuida en 70 fardos de 30 kilos, se halló cuando un submarinista, agente de la Policía Local, se percató del material sospechoso.

Más información
El litoral alicantino se convierte en un nuevo punto de entrada de hachís hacia Europa

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS