El Colegio de Abogados de Álava fomenta la litigiosidad al 'castigar' a quienes menos pleitean Es el caro de Euskadi y ha propuesto a sus asociados una subida del 100% en la cuota

Abrirse camino como abogado en Vitoria es muy caro. Los letrados alaveses son los que más pagan por ejercer su profesión de todo el País Vasco. Pero el sistema de cuotas complementarias que impone su colegio para ayudar a la financiación de la nueva sede les afecta de lleno a los más jóvenes. Llegan a pagar entre 50.0000 y 100.000 pesetas anuales por ejercer, frente a las 35.000 de Guipúzcoa y las cerca de 30.000 de Vizcaya. La cuota complementaria que pagan se calcula según los bastanteos, es decir la tasa por escritos presentados al juzgado. A más demandas, menos cuota. Varios abogados creen que "es un castigo y una manera de potenciar la litigiosidad de forma artificial". El 80% paga la cuota.

Más, quien menos trabaja

La cuota complementaria, un sistema que no se utiliza ni en Vizcaya ni en Guipúzcoa, tiene enfadados a muchos de los abogados, sobre todo a los más jóvenes que llevan entre dos y cinco años de ejercicio profesional. El primer año no se paga, el segundo sólo el 20% el tercero el 40% el cuarto el 60% y el quinto el 80%. No obstante, el importe de la cuota complementaria varía desde las cero pesetas -20% de los colegiados- hasta las 78.000 pesetas máximas, cifra que varía anualmente en función de la media de ese año.

Para 2001 el 100%

El concepto que utilizan es el bastanteo, palabra que en realidad es una tasa que acaba pagando el cliente y de la que en Álava se beneficia el Colegio de Abogados. La tasa se hace efectiva en el momento en que el letrado o el procurador presentan una demanda o una contestación a la demanda en cualquier juzgado. Si el abogado o su procurador han presentado muchas demandas, pagará menos cuota complementaria. Si presentan menos demandas, acaban pagando más al colegio como complemento a la cuota fija de 30.000 pesetas que cotizan anualmente. Es decir, paga más quien menos trabajo tiene o, simplemente, quien trabaja en otros campos del Derecho que no llevan aparejado el bastanteo. Por ejemplo, los casos del turno de oficio no entran en este concepto, y tampoco les afecta a quienes ejercen en instituciones o en organismos como asesores. A estos letrados, la colegiación les costó el pasado año más de 100.000 pesetas, mientras que en las provincias limítrofes no pasan de las 35.000 pesetas. "Te penalizan por no tener casos, y en cierta manera te obligan a pleitear, a veces de manera artificial", critica un letrado de Vitoria.

El presupuesto de ingresos del Colegio de Abogados de Álava de 2000, aunque con datos referidos a 1999 es elocuente al respecto. Ingresó 23,7 millones en concepto de esa cuota complementaria, mientras que por las cuotas anuales de colegiación el total asciende a 22,9 millones de pesetas. En concepto de bastanteo el colegio ingresó 16 millones. "Es un abuso que por no bastantear el colegio ingrese más dinero que por hacerlo, y más dinero incluso que por las cuotas de ejerciente. Es una locura", señala un abogado que pagó más de 40.000 pesetas por este concepto, más las 30.000 de cuota fija.

Lejos de reducirlas, para el próximo año, el colegio ha propuesto a los letrados ejercientes una subida de cuotas de más del 100%. O bien pagan 128.500 pesetas al año como cuota ñunica, (frente a las 30.000 actuales) o una cuota fija de 60.000 pesetas más la cuota complemetaria por bastanteo. El Colegio de Álava, que inauguró recientemente su nueva sede oficial, un precioso palacete rehabilitado frente a Ajuria Enea, la residencia del lehendakari, necesita fuentes de ingresos para afrontar la inversión inmobiliaria. Tan es así que pagan cuota complementaria 450 de los 538 abogados que ejercen solos en su bufete y 31 de los 42 despachos con organización de empresa en los que trabajan más de un letrado, según datos de enero de 2000.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS