El Gobierno de Pujol asignó 30 millones a una fundación vinculada al partido balear que después se alió con CiU

Los 110 millones de pesetas que el Gobierno de Pujol destinó a Acció Cultural del País Valencià en cinco años se dedicaron especialmente a promocionar varias campañas de música popular. Al concierto Germania 2007, organizado por dicha asociación, destinó 20 millones de pesetas.

Las entidades catalanistas de la Comunidad Valenciana han tenido un trato preferente en los presupuestos específicos del Departamento de Cultura de la Generalitat en los últimos años. Así queda de manifiesto en una respuesta del Gobierno catalán al diputado del Grupo Socialista-Ciutadans pel Canvi Joan Surroca, que se interesó por las partidas otorgadas a las fundaciones. En los últimos cuatro ejercicios, tres fundaciones valencianas -Ausiàs March, Bernat Metge y Francesc Eiximenis- han obtenido una media del 15% de los recursos destinados a esta partida.

En alguna ocasión, como en los años 1997 y 1999, dichas entidades han conseguido subvenciones que superan el 20% del total y todas ellas se encontraban entre las seis fundaciones que más dinero recibieron del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña.

Otras entidades valencianas que han recibido ayudas del Gobierno de Pujol, aunque más modestas, son La Mata de Jonc (12,4 millones), Josep Renau (7,5 millones) y Jaume Roig (7,9 millones), aunque ésta a finales de la década de 1980.

En Baleares, la entidad más promocionada por el Gobierno catalán es Obra Cultural Balear, que obtuvo 141 millones de pesetas entre 1990 y 1997, según las cifras facilitadas por el consejero de Cultura, Jordi Vilajoana, al diputado del PP de Cataluña Daniel Sirera. Además, la Generalitat destinó 6,4 millones adicionales a la Associació Cultural El Mirall, vinculada a la Obra Cultural Balear, para colaborar en la edición de la revista El Mirall.

En 1993 y 1994 el Gobierno de Convergència i Unió (CiU) también respaldó con 30 millones de pesetas a la Fundació Emili Darder, tutelada por el Partit Socialista de Mallorca (PSM). Estas subvenciones se asignaron en los años 1993 y 1994, justo antes de que el PSM firmara un acuerdo electoral con CiU para concurrir conjuntamente a los comicios europeos de 1994. Este pacto se reeditó cinco años después y la colaboración entre ambos partidos sigue vigente.

Finalmente, el Gobierno de CiU ha destinado en los últimos tres años un total de 13,4 millones de pesetas al Gremio de Editores de Baleares.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS