Siete meses de cárcel a los responsables de una obra donde hubo dos muertos

El 26 de octubre de 1995, Enrique Flores Boluda, de 49 años, y Vidal Cicuendez Lara, de 50 años, trabajaban como albañiles en el enfoscado de una fachada en construcción en Valencia a cinco metros y medio de altura. La plataforma sobre la que operaban se desplomó y ambos operarios murieron en el siniestro. Casi seis años después del suceso, la Audiencia de Valencia ha condenado a siete meses de prisión a Vicente M. H., gerente de la empresa Promociones Moltó Mas, SL, y al arquitecto técnico de la misma, José Luis C. T., por la muerte de los dos trabajadores.

La sentencia de la sección cuarta de la Audiencia se produce tras admitir a trámite parcialmente el recurso presentado por los representantes de las víctimas. En el fallo recurrido, pronunciado por el Juzgado de lo Penal número 5 de Valencia, quedaban absueltos el gerente, el arquitecto técnico y el arquitecto director de la obra. Ahora, la Audiencia mantiene la absolución del arquitecto director y condena a siete meses de cárcel a los otros dos responsables de la empresa constructora. Además de la pena de prisión, la sentencia establece una indemnización a las viudas de las víctimas de 34 millones.

El tribunal ha considerado que el andamio, encargado por el gerente de Promociones Moltó Mas, SL, no fue revisado por el arquitecto técnico, medida preceptiva según las normas reguladoras de seguridad e higiene en el trabajo. La sentencia sostiene que a pesar de existir los recursos adecuados para la seguridad del trabajo que realizaban los albañiles fallecidos, corresponde a los responsables de la obra exigir la utilización de los mismos. La Audiencia de Valencia ha considerado que los condenados son responsables de un delito de imprudencia grave con resultado de dos homicidios.

Tras conocerse el fallo de la Audiencia de Valencia, la Comisión Ejecutiva Nacional del sindicato UGT-PV afirmó que la decisión judicial contradice a 'aquellos que opinan que los trabajadores son los responsables de sufrir los accidentes laborales'.

Por otra parte, el Ministerio de Trabajo propone que los empresarios se hagan cargo del abono de la prestación por incapacidad temporal (IT) derivada de un accidente laboral durante los 12 o 13 primeros días de baja del trabajador, según informó ayer en Madrid el director del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Leogedario Fernández. La medida se discutirá en la Mesa de Prevención de Riesgos Laborales y podría recogerse en los Presupuestos Generales del Estado de 2002.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS