El Senado de Bélgica rechaza por primera vez el terrorismo en España

Bélgica empieza a cambiar su visión romántica de ETA. El Senado belga adoptó ayer, con la abstención del grupo ultranacionalista flamenco Vlaams Blok, una resolución sin precedentes para pedir a su Gobierno que en su mandato al frente de la UE, el próximo semestre, refuerce las capacidades de los Quince para luchar contra el terrorismo. En el documento se pone de relieve que el método que usó ETA durante la dictadura franquista para reivindicar sus actos está ahora 'caduco y es inaceptable en un Estado de derecho' como el español.

Bélgica ha sido lugar de refugio para miembros de ETA. Madrid y Bruselas han protagonizado en el pasado reciente una falta de entendimiento a la hora de perseguir, capturar y entregar a los etarras que se paseaban libremente por el reino. Y los partidos nacionalistas belgas han llegado a defender en el Parlamento argumentos empleados por ETA.

El debate de ayer, que se produjo en presencia de la presidenta del Senado español, Esperanza Aguirre, muestra un cambio de tendencia en las instituciones belgas. Varios senadores emplearon para referirse a ETA términos como 'banda terrorista y mafiosa' que recurre a la violencia para imponer sus ideas. Sólo los representantes del Vlaams Blok, partido llevado a los tribunales por sus ideas filonazis, exigieron que en el texto se mencionara el derecho a la autoderteminación de los pueblos, tesis que fue rechazada.

La condena y el llamamiento están recogidos en una resolución sobre 'la lucha política en el seno de la Unión Europea contra el recurso a la violencia y al terrorismo, en particular en el País Vasco español', adoptada con carácter de urgencia coincidiendo con la visita de una delegación del Senado español. La iniciativa, promovida por el ecologista Paul Galand, pide al Gobierno belga que impulse 'un reforzamiento de las capacidades de la UE y de su política para combatir democráticamente a los terroristas'.

El portavoz del Ejecutivo, Rik Daems, subrayó que 'Bélgica seguirá apoyando a todos los países democráticos en la lucha contra el terrorismo'. 'Nunca entraremos en compromiso con grupos extremistas', subrayó tras indicar que 'la lucha limpia contra el terrorismo constituye uno de los pilares de la diplomacia belga'.

Por su parte, el presidente de la Cámara, Armand de Deker, subrayó ante la prensa que este texto es 'una declaración adicional, aún más oficial, de la voluntad de Bélgica de luchar al lado de España en la lucha contra el terrorismo'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS