NOTICIAS Y RODAJES

Juventud, ese maldito tesoro

Víctor García León debuta con 'Más pena que Gloria', amarga visión de la adolescencia

Con la misma rabia que Paul Nizan advertía en Aden de Arabia de que no toleraría que nadie le dijera que los veinte años eran los mejores de la vida, Víctor García León (Madrid, 1976) irrumpe con Más pena que Gloria, una visión nada idílica de la adolescencia.

'Juventud, divino tesoro. No sé qué edad tendría Campoamor cuando escribió esto, pero estoy seguro de una cosa: no tenía 16 años'. García León presenta así su ópera prima, que se estrena el próximo 6 de julio después de lograr en el Festival de Málaga el premio al mejor actor para su protagonista, Biel Durán.

Más pena que Gloria narra la historia de David, un adolescente que descubre perplejo que la vida no es como él quiere. Que ni el sexo es tan romántico como le gustaría ni su familia la ideal. Un amargado profesor de gimnasia (interpretado por Enrique San Francisco) y una incendiaria abuela (María Galiana) se convierten en referencias para el adolescente. 'No es agradable descubrir que ni tu familia es como tú quieres que sea', añade García León. 'Su familia es tan imperfecta como la de cualquiera, aunque por eso no va a dejar de quererla. Es, en definitiva, la película sobre un chico que descubre que, como todos, es más un perdedor que un triunfador. Un chico que empieza siendo del Real Madrid y acaba siendo del Atleti'.

García León dice que aunque Más pena que Gloria no es un filme autobiográfico, sí es una película que habla de él y de sus amigos. 'Me he vengado de mis profesores, de mi dentista, de mis ex novias, de las que no quisieron ser mis novias. Nos hemos vengado de todos los que nos han humillado alguna vez. Una venganza, eso sí, que no pretende molestar a nadie. Pero eso no quiere decir que sea una película autobiográfica'.

Escrita por García León y Jonás-Groucho, a Más pena que Gloria le persigue el morbo provocado porque al menos tres de sus autores son hijos de conocidos artistas. García León es hijo de José Luis García Sánchez y Rosa León; Jonás-Groucho es hijo de Fernando Trueba, y David San José (músico del filme) es hijo de Víctor Manuel y Ana Belén. 'Hemos hecho un equipo con gente que es toda amiga mía. Son mis compañeros del instituto, con los que he hecho cortos. Jonás, David y yo hemos tenido las cosas mucho más fáciles que los demás, hemos conocido más gente, hemos tenido acceso a más información y, en definitiva, hemos tenido más suerte. Acepto que nos critiquen por eso, e incluso me compensa recibir esas críticas a cambio de las facilidades. Me compensa ser hijo de mi padre, pero sería muy injusto y engañoso etiquetar la película sólo por ese aspecto. Además, el talento no se hereda'.

Con un presupesto de 138 millones de pesetas, Más pena que Gloria ha contado con un equipo cuya media de edad no supera los 20 años. Para la mayoría, era su primera película. 'Sólo les exigí un buen técnico de sonido y un buen montador', dice la productora del filme, Ana Huete.

Frente a series de televisión tan populares como Compañeros o Al salir de clase, Más pena que Gloria pretende mirar la adolescencia con realismo. 'Para mí, esas series son ciencia-ficción. Sus personajes no tienen la edad que aparentan y no reconozco las cosas que les ocurren. Eso no quiere decir que esta película pretenda hacer una denuncia social, o nada parecido; no queremos responder a nada ni a nadie. Sólo hemos querido hablar de algo que conocemos, algo que todavía tenemos cerca'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS