EL PSOE PREPARA SU CONFERENCIA POLÍTICA

Dirigentes nuevos y antiguos ministros

José Luis Rodríguez Zapatero se sentó en la primera fila antes y después de su concisa intervención en el Círculo de Bellas Artes. Le flanqueaban cuatro miembros de la nueva dirección socialista, que son además personas de su máxima confianza. Trinidad Jiménez, responsable de Asuntos Internacionales del PSOE, y José Blanco, secretario de Organización, se sentaron a su derecha e izquierda respectivamente. Acompañaban a ambos Carme Chacón, secretaria de Cultura, y Álvaro Cuesta, responsable de asuntos municipales y autonómicos. Dos hombres y dos mujeres, dos diputados y dos que no lo son. Los cuatro con mucha influencia en la actual dirección del PSOE. Detrás de estos nuevos dirigentes socialistas, tres ex ministros de áreas económicas de distintos Gobiernos socialistas escucharon la intervención de Zapatero y el debate que le siguió: Luis Atienza, que fue ministro de Agricultura; Carlos Solchaga, que ocupó las carteras de Industria y después de Economía y Hacienda; y Claudio Aranzadi, ex ministro de Industria. Habían llegado por separado y la casualidad, quizá, marcó esa imagen. Atienza, además, fue la mano derecha de Rosa Díez en su candidatura a la secretaría general del PSOE en el 35º Congreso.

También en primera fila, pero en una discreta esquina, se sentó Joaquín Almunia, anterior secretario general del PSOE. Muchos, como los diputados Manuel Marín o Diego López Garrido escucharon de pie. Otros, como Miguel Muñiz, Miguel Ángel Fernández Ordóñez o Álvaro Espina, llegaron los primeros y buscaron un lugar entre el público.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS