Los ex comunistas alemanes condenan el Muro de Berlín 40 años después

En un singular ejercicio de semántica histórica, los ex comunistas alemanes agrupados en el Partido del Socialismo Democrático (PDS), sucesor del régimen único de la antigua República Democrática Alemana (RDA), condenaron ayer la construcción del Muro de Berlín, hace 40 años, pero evitaron pedir disculpas por ello. La revisión histórica se imponía por el creciente protagonismo de este partido en la política alemana. Uno de sus líderes, Gregor Gysi, es un candidato fuerte para la alcaldía de la ciudad-Estado de Berlín.

En el documento presentado ayer, el PDS describe el Muro como un 'régimen fronterizo inhumano' que se convirtió en el 'estigma de Caín' tanto de la RDA como de todo el bloque comunista. Al mismo tiempo, sin embargo, intenta contextualizar su construcción, a partir del 13 de agosto de 1961, y recuerda el intento de evitar el éxodo de millones de alemanes del Este hacia Occidente. 'Fue la prueba, vertida en cemento, de la inferioridad del socialismo estalinista de la RDA frente al capitalismo de la República Federal', admiten los ex comunistas.

'Un Estado que encierra a sus ciudadanos ni es democrático, ni es socialista', se afirma en la declaración, en la que también se recuerda a las víctimas mortales de la separación entre ambos Estados alemanes y se reconoce 'la injusticia' cometida por el Partido Socialista Único Alemán. Sin embargo, en ninguna parte se lee la disculpa solicitada por diversas personalidades alemanas y que suscitó considerables tensiones internas en el PDS.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS