Los operadores británicos anuncian una fuerte caída de los viajes a España

La Asociación Británica de Agentes de Viaje (ABTA), que engloba al 90% de los operadores del Reino Unido, advirtió ayer de que el caos registrado el fin de semana en los aeropuertos de Baleares, en los que una huelga salvaje de transportistas bloqueó a unos 300.000 turistas, traerá consecuencias muy negativas para España. Según la ABTA, el conflicto provocará una caída notable de los viajes a las islas y al resto de España en la segunda mitad del verano y en la próxima temporada.

El paro del transporte discrecional en los aeropuertos de Baleares derivó ayer en un cruce de duras acusaciones políticas y en un pésimo augurio por parte de los operadores británicos, que mueven anualmente unos 3,4 millones de turistas hacia las Baleates. Un portavoz de la asociación que agrupa a los 7.000 agentes de viaje británicos y al 90% de los touroperadores señaló que el conflicto va a repercutir en toda España. 'La huelga lleva ya cuatro días siendo noticia en nuestros informativos y eso es una propaganda muy negativa que va a provocar que muchísima gente se decante por otras opciones', manifestó Keith Betton.

Los huelguistas, 4.000 trabajadores que atienden unos 800 autocares, incumplieron los servicios mínimos y los piquetes radicalizaron sus actuaciones después de que la patronal y los sindicatos hubiesen alcanzado un principio de acuerdo.

El presidente del Gobierno central, José María Aznar, expresó ayer desde México su preocupación por el descrédito que supone para España lo ocurrido en Baleares y por la nueva huelga de pilotos de Iberia convocada para hoy por el SEPLA. Señaló que en ambos conflictos su Gobierno no tiene 'competencia directa' y responsabilizó al Ejecutivo socialista de Baleares de lo sucedido en las islas. El líder de PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó a Aznar y sus ministros de desentenderse del conflicto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS