'Vivimos en Perú síntomas alentadores de democracia'

Tras una clase de casi cuatro horas y después de un breve almuerzo, Mario Vargas Llosa se prestó, con su profesionalidad y simpatía habituales, a una conferencia de prensa, en la que fueron inevitables las preguntas sobre política. Primero, Chile y Pinochet; segundo, Perú, la democracia, Toledo, Fujimori y Montesinos.

¿Qué opina de la demencia senil de Pinochet? 'Ha sido una estratagema para no llevarlo al banquillo de los acusados. Lo lamenta la mayoría de los chilenos y de los demócratas, a quienes gustaría que respondiera sobre los crímenes que se cometieron bajo su mandato'.

Su compatriota Alfredo Bryce Echenique dijo hace algunos días que, en su opinión, no hay demasiados motivos para ser optimista en Perú. ¿Qué piensa usted? 'Conociendo la historia de Perú, es mejor no ser demasiado optimista. Pero, si comparamos lo que está sucediendo ahora con lo que pasaba hace unos años, se nota un progreso evidente. Hemos tenido unas elecciones libres, después de una dictadura de 10 años. El 28 de este mes tomará posesión el nuevo presidente, Toledo. Sabe que la inmensa mayoría de los peruanos quiere que la democracia se fortalezca. Vivimos en Perú síntomas alentadores de democracia: políticos, generales y empresarios están encarcelados y serán juzgados'.

Diferencias

'Si comparamos esta sociedad con la que yo describía en Los cachorros, hay algunas diferencias', afirmó Vargas Llosa. 'Entonces, la droga no existía y hoy es un dato principalísimo en la vida peruana. Fujimori y Montesinos han colaborado poderosamente en ello. Han convertido Perú en el paraíso de los grandes carteles de narcotraficantes. Su política durante estos 10 años ha tenido unos efectos tan nocivos que han provocado lo peor, la pérdida de valores, el desplome total de la ética. Los peruanos no creen en las instituciones. Éste es el legado más duro y más difícil de recomponer que nos han dejado esos señores. Al final, tendremos que estar agradecidos a Montesinos porque con sus famosos vídeos nos está documentado de una manera muy gráfica sobre la corrupción'. 'Ojalá ahora todo vaya bien, ojalá que Toledo tenga éxito, ojalá', concluyó.

Vargas Llosa, que conserva la nacionalidad peruana, pero que ha tomado también la española, dijo que pasará más tiempo en Perú (tiene casa en Londres y en Madrid y dará un curso en una universidad norteamericana). 'Siempre he ido a Perú, aunque menos en los últimos años por razones obvias. Ahora, con la democracia, pasaré más tiempo en mi país, aunque estaré, como siempre, a caballo entre un lugar y otro. No me siento extranjero en Europa, tampoco en América Latina. Vivo en dos mundos a la vez, quizá es un poco esquizofrénico, pero me gusta'.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS