Sanidad ha consumido el 64% del presupuesto de farmacia en 4 meses

Se han gastado ya más de 75.000 millones

La falta de control del gasto farmacéutico continúa siendo una de las principales preocupaciones de la Consejería de Sanidad. De acuerdo con los últimos datos de ejecución presupuestaria, durante los primeros cuatro meses de este año esta partida ha consumido más de 75.000 millones de pesetas, el 64% de los 116.000 destinados inicialmente a sufragar los medicamentos de los valencianos.

De seguir el ritmo actual de gasto en farmacia, la Generalitat sobrepasará un año más el presupuesto inicial destinado a este fin y se desbordarán nuevamente las previsiones estimadas por el Consell. Pese al aumento de los fondos destinados a esta partida en los presupuestos del año 2001 para combatir los déficits repetidos -que han pasado a ser de 116.301 millones frente a los 112.000 millones presupuestados el año 2000-, durante el primer cuatrimestre de año Sanidad ya había consumido el 64% de los fondos, más de 75.000 millones de pesetas. Estos datos figuran en el extracto de ejecución presupuestaria del 31 de mayo de este año, pero recoge sólo los cuatro primeros meses del año, ya que el gasto de farmacia se registra a mes vencido.

El año pasado, con un ritmo similar de gasto, a finales de agosto, la consejería que dirige Serafín Castellano ya había consumido el 99% de los fondos de farmacia, una situación que, para el PSPV se producirá este año con toda seguridad.

Los socialistas también auguran una pobre ejecución de las inversiones programadas por Sanidad. De acuerdo con los últimos datos, en los primeros cinco meses de este año sólo se ha aprobado la ejecución de un 3,6% de las obras previstas, es decir, 794 millones de pesetas de los 22.000 millones del presupuesto definitivo dirigido a inversiones reales. Según denuncia el grupo socialista en las Cortes, únicamente se han licitado las obras de un centro de salud, el que se construirá en la localidad de Ayora. Hay otras licitaciones aprobadas, pero no corresponden a obras, sino a proyectos arquitectónicos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS