Víctor Erice publica el guión frustrado de 'La promesa de Shanghai'

El libro, editado por Areté, detalla el proyecto del director de 'El sur'

El guión de La promesa de Shanghai, título de la película que Víctor Erice iba a rodar a partir de la novela de Juan Marsé El embrujo de Shanghai, será publicado por Areté el próximo día 22. El libro, además de reproducir la versión completa del guión, incluye tres textos del director de El espíritu de la colmena. En ellos cuenta los motivos que le acercaron al proyecto y los que finalmente le alejaron de él.

Más información
'Los hombres necesitan datar el tiempo para contar su historia'

La película, producida por Lolafilms, se ha rodado este año bajo la dirección de Fernando Trueba a partir de un guión propio. El trabajo de Erice, que se prolongó durante más de tres años, se publica ahora en Areté (una colección especial creada por Lumen, Plaza

Nueva versión

Erice publica la versión completa del guión, sin supresiones, tal y como fue concebida originalmente. "Se trata, entre otras cosas", escribe, "de dar cuenta en líneas generales de un proceso de trabajo donde la incidencia de factores externos resulta con frecuencia determinante".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

"Aquí empieza mi historia"

El guión de La promesa de Shanghai se abre con un verso de Antonio Machado: 'Entre el vivir y el soñar / hay una tercera cosa. / Adivínala'. Cada capítulo (o bloque) está acompañado por fotografías, carteles y recortes que el propio Erice fue recogiendo a lo largo de su trabajo. En el guión, la ciudad china sólo es una referencia que aparece en postales. La evocación de aquel lugar remoto se cristalizaba en simples souvenirs. El guión arranca con la imagen de una hoja de papel. La mano de un hombre de edad madura empieza a escribir. 'Vemos así, negro sobre blanco, ocupando toda la pantalla, brotar el trazo de su letra'. Escuchamos su voz: 'Aquí empieza mi historia, y me habría gustado que hubiese en ella un lugar para mi padre, tenerlo cerca para aconsejarme, para no sentirme tan indefenso ante mis propios sueños...'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS