Martín de la Plaza aleja a Conchita Piquer del franquismo en una biografía

Es una biografía escrita desde la más rendida admiración. Martín de la Plaza, autor de Conchita Piquer, biografía no autorizada (Alianza Editorial), creció escuchando en la radio las canciones de la artista y cuando fue mayor de edad empezó a coleccionar todo lo que encontraba sobre ella. De la Plaza, que ha obviado 'todo lo que eran rumores o no podía ser acreditado', no cree que la cantante de Tatuaje tuviera una relación sentimental con Serrano Suñer ni que fuera la artista del régimen. 'Le retiraron el pasaporte en varias ocasiones y fue multada por saltarse la censura en algunas canciones', asegura.

Conchita Piquer es, sobre todo, la biografía artística de una mujer que fue una adelantada a su época. A los 16 años triunfaba en Nueva York, fue amiga íntima de Eva Perón, fundó su propia compañía en la España de los años cuarenta y conducía su propio coche. Para mantenerse en el candelero en esa época con una compañía que vivía de gira se necesitaba 'tener carácter'. Así justifica De la Plaza muchas de las broncas que la hicieron famosa. Cuando estaban representando Tonadilla despidió a Manolo Caracol por llegar tarde, y cuando la censura obligó a Rafael de León a cambiar la frase inicial de Ojos verdes, 'apoyá en el quicio de la mancebía' por 'até tu caballo a la puerta un día', la Piquer se negó. También cuenta que su marido, el torero Antonio Márquez, siempre le decía: 'Concha, si fueras toro, siempre te cortarían las dos orejas'. Y su biógrafo relata un episodio sobre una de las veces que fue a El Pardo con otros artistas para cantar ante Franco. Un 'propio' enviado por el general le pidió que cantara Ojos verdes en privado, a lo que ella respondió: 'Ya he cantado, estoy merendando. Si quiere verme que vaya al teatro'.

'En el mundo del espectáculo, la Piquer es respetada por todo el mundo; todos están de acuerdo en que fue única e irrepetible y que creó escuela. Pero la mayoría no guarda un buen recuerdo de ella; la impresión general es que era seca, soberbia y bastante tacaña', afirma el autor, que, además de la documentación disponible en los archivos, ha hablado con muchas de las personas que la conocieron. No ha querido, sin embargo, recurrir a la familia y en concreto a su hija Conchita Márquez Piquer, con la que De la Plaza ha tenido algunos enfrentamientos, especialmente sobre una polémica creada a raíz de la publicación de la discografía de su madre.

Conchita Márquez Piquer, que está preparando también un libro sobre la artista, declinó la invitación de la editorial para acudir a la presentación de la primera biografía que se publica sobre su madre. 'No lo hemos leído en profundidad', dijo a Efe Ramiro Oliveros, esposo de Márquez Piquer. 'No creemos que sea riguroso en cuanto a su vida privada y, aunque en lo artístico está bien, nos parece incompleto. Debería haberse puesto en contacto con nosotros. No recomendamos leerlo'.

La reina de la copla falleció en Madrid en 1990 y mucha gente la despidió en las calles. Pese a los años que Martín de la Plaza ha investigado la vida de esta artista, la fecha de su nacimiento sigue sin estar clara. En el libro se dice que nació en Valencia en 1906, y que es la fecha que ella dio en una entrevista a Abc, pero en el Diccionario Espasa figura que nació en 1908 y otras fuentes indican 1910.

Conchita Piquer incluye también más de un centenar de fotografías y una relación de todas sus grabaciones, espectáculos y películas. El libro se vende con un CD incorporado en el que se recogen algunas de las canciones que la hicieron famosa y que son historia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS