San Sebastián estrenará la primera Unidad de Hospitalización Psiquiátrica infantil y juvenil

El Hospital Donostia estrenará este trimestre, probablemente en marzo, la primera Unidad de Hospitalización Psiquiátrica para niños y jóvenes de la comunidad autónoma, a la que le seguirán las del Hospital Santiago, en Vitoria, y el Hospital de Basurto, en Bilbao, que tienen previsto abrir sus puertas entre finales de este año y principios del que viene. Las nuevas unidades de los centros públicos están dirigidas, en teoría, a niños y jóvenes de entre 0 y 17 años, aunque en la práctica se cubrirá la franja de edad comprendida entre los 10 y 17 años, pues los más pequeños seguirán siendo atendidos en las unidades de pediatría, según explicó ayer Álvaro Iruin, director de Salud Mental del País Vasco. Iruin recordó que, hasta ahora, los adolescentes son ingresados con los adultos.

Los trastornos psicóticos y depresivos, junto con los de la alimentación, son los más frecuentes entre los niños y jóvenes, según apuntó Iruin. En este sentido, las asociaciones contra la anorexia y la bulimia vienen demandando desde hace tiempo unidades especiales de ingreso para atajar sendos males. Sin embargo, Osakidetza ha descartado esta atención específica y ha optado por tratar los desarreglos relacionados con la alimentación en las mismas unidades que el resto de enfermedades mentales, tal y como confirmó ayer el consejero de Sanidad, Gabriel Inclán.

Inclán se trasladó a San Sebastián para inaugurar las nuevas instalaciones del Centro extrahospitalario de salud mental que da servicio a la parte oeste de la ciudad, ubicado desde ahora en el ambulatorio de Ondarreta, ya que la antigua sede se había quedado pequeña. El recién estrenado emplazamiento cuenta con nueve consultas para adultos y once para niños y jóvenes, que se distribuyen en alrededor de 900 metros cuadrados, en los que Osakidetza ha invertido 580.000 euros (96,5 millones de pesetas).

El consejero de Sanidad destacó la 'progresiva' transformación que ha experimentado la asistencia psiquiátrica en Euskadi a lo largo de la última década, en la que se ha configurado 'un modelo completamente integrado en la rutina asistencial', que ha pasado de 'custodiar a los pacientes' a 'promover que se desenvuelvan con la mayor naturalidad en su entorno habitual'. Resaltó también el crecimiento de la actividad asistencial, que no significa que hayan aumentado los enfermos mentales, sino que ha disminuido 'el miedo al psiquiatra'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS