El Ayuntamiento de Sevilla renuncia a una inversión de 4.000 millones comprometida por Obras Públicas en 1989

El Consejo de Gobierno del Instituto Municipal de Deportes aprobó ayer la firma de un convenio con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para recibir la cesión por 75 años de los terrenos del Charco de la Pava (entre el límite norte de Triana y el cauce vivo del río Guadalquivir). En ese espacio, actualmente sin uso, el Instituto Municipal de Deportes, que preside el concejal andalucista Pablo de los Santos, planea ubicar diversas instalaciones deportivas, entre ellas una escuela hípica y un pequeño campo de golf.

El portavoz municipal de Izquierda Unida, Luis Pizarro, denunció ayer (con la posterior confirmación del propio De los Santos) que la firma de ese convenio anula un acuerdo de 1989 entre el entonces Ministerio de Obras Públicas y el Consistorio hispalense por el que el Estado se comprometía a realizar en esos terrenos tras la Expo 92 -cuando se utilizaron como aparcamientos- una inversión de cerca de 4.000 millones de pesetas (24 millones de euros) para incorporar esa superficie a la ciudad.

Dinero comprometido

Según la información facilitada por Pizarro, la inversión comprometida por el Ministerio de Obras Públicas en 1989 alcanzaría exactamente los 3.910 millones de pesetas, que se destinarían a firmes y pavimentos, terrazas y paseos, espacios libres y zonas verdes, y redes de saneamiento, abastecimiento, telefonía y alumbrado público.

En respuesta a la denuncia realizada por IU, el delegado de Deportes, Pablo de los Santos, argumentó que los terrenos del Charco de la Pava 'se encontraban hipotecados por una deuda que no se cobraba', por lo que, 'previa consulta con Urbanismo', se han decidido a reutilizar la zona para ubicar en ella una escuela hípica y un campo de golf públicos, y así dotar a Triana y al Casco Antiguo de 'zonas verdes'.

De los Santos explicó que la construcción de estas instalaciones se realizará mediante concesiones y aseguró que ello 'no significa una renuncia a inversiones del Estado en la zona, fundamentalmente en lo que se refiere a la comunicación del Charco de la Pava con Triana', aunque sí reconoció que este convenio sustituye al anterior de 1989, por el que estaba pendiente la inversión de 4.000 millones.

Los terrenos del Charco de la Pava son contemplados por el Ayuntamiento como futura ubicación de la ampliación de la Feria de Abril. De los Santos explicó que los negocios deportivos que se instalasen allí mediante concesión podrían ser levantados en el plazo de cinco, seis u ocho años para dejar sitio a la Feria, ya que el Consistorio se reserva un derecho de reversión. Los concesionarios no tendrían porqué ser indemnizados, según De los Santos, sino que bastaría con ofrecerles terreno en otro lugar de la ciudad, 'como, por ejemplo, Tablada'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS