COMUNICACIÓN

Messier promete respetar los compromisos adquiridos con Canal Plus

El presidente de Vivendi responde de la caída de Lescure ante el Consejo Audiovisual

Jean-Marie Messier, presidente de Vivendi Universal, aseguró ayer a la autoridad audiovisual francesa el 'respeto íntegro' a los compromisos adquiridos por Canal Plus Francia, tanto sobre el cine como respecto a la calidad de servicio a los abonados de la cadena. Messier compareció ante el Consejo Superior Audiovisual (CSA) con cierto retraso respecto a la hora prevista, porque su coche fue bloqueado por empleados de Canal Plus cuando llegaba a la sede de la autoridad audiovisual. Al cabo de media hora, regresó en moto y pudo entrar por una puerta secundaria.

El hasta ahora presidente de Canal Plus, Pierre Lescure, lamentó las dificultades que Messier había tenido para expresarse ante el Consejo Audiovisual. Lescure, recibido anteriormente por dicho organismo, calificó de 'esencial' que la autoridad audiovisual pueda estudiar 'rápidamente y de forma completa' la evolución de la empresa y los cambios que se han producido, en relación con sus obligaciones respecto al poder público.

La situación jurídica de la cadena privada dista de ser clara. Habida cuenta de que la ley francesa impide a un accionista el control de más del 49% de una cadena de televisión, Vivendi diseñó una estructura llamada Grupo Canal Plus. Ésta reúne todas las actividades audiovisuales de Vivendi Universal, 100% propiedad de éste; y que sólo tiene, a su vez, el 48,5% de Canal Plus, SA, titular de la concesión televisiva francesa.

Messier ha desposeído a Lescure de la presidencia del Grupo Canal Plus, pero uno de los dos administradores independientes de Canal Plus, SA, se niega a aceptar la destitución de Lescure en la presidencia de la sociedad concesionaria. 'Me asombro de la manera en que se ha aplicado el gobierno de empresa en el seno de Canal Plus, SA', ha escrito ese administrador independiente, Marc Ladreit de Lacharrière, quien se niega a respaldar la revocación de Lescure. El presidente de Vivendi podría sortear este obstáculo forzando la destitución completa de Lescure en la próxima asamblea general de accionistas, a costa de dar más alas al escándalo, que en plena campaña electoral ha sumado una gran parte de la clase política a las protestas del personal de la cadena y de los profesionales del cine.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS