Gil se sienta en el banquillo el jueves por el 'caso Atlético'

El alcalde de Marbella, Jesús Gil, se sentará de nuevo el jueves en el banquillo por su presunta implicación en el caso Atlético. El fiscal Anticorrupción, Carlos Castresana, pide 17 años y 6 meses de prisión para Gil, 10 años y 6 meses para su hijo Miguel Ángel y seis años para Enrique Cerezo, vicepresidente del club madrileño, por los supuestos delitos de apropiación indebida, falsedad contable y otorgamiento de contratos simulados, además de que las acciones de Gil en el Atlético sean vendidas en pública subasta.

Mientras, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo decidirá hoy si deja en libertad provisional a Jesús Gil, encarcelado en la prisión de Alcalá-Meco desde el pasado martes, por presunta malversación de 30 millones de euros (5.000 millones de pesetas) del Ayuntamiento de Marbella. El juez levantó el viernes la incomunicación en la que mantenía a todos los acusados por este caso, y es previsible que hoy los ponga en libertad bajo fianza.

Representantes de los medios de comunicación de Marbella y de los partidos políticos se concentraron ayer en protesta por la agresión sufrida el sábado por José Carlos Villanueva, redactor del diario El Mundo, por cuatro hombres que proferían gritos a favor de Gil.

Según explicó a Efe, uno de los agresores intentó propinarle un puñetazo antes de que el resto comenzara a zarandearlo, tras lo cual lo arrojaron contra una pared con la que se golpeó en la cabeza y le tuvieron que practicar dos puntos de sutura en la herida. Los atacantes le lanzaron gritos de 'cuando se marche Gil vas a pasar hambre', 'ya está bien de que cuentes mentiras del alcalde' y 'no hay derecho a lo que habéis hecho con él'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS