Polémica en Portugal por la eliminación de un canal público de televisión

Los grupos políticos de izquierdas, sindicatos, comités de redacción y de empresa de la RTP (televisión pública portuguesa) e incluso algún dirigente del partido en el Gobierno han expresado su frontal oposición a la eliminación de uno de los dos canales públicos de televisión, tal y como pretende el Ejecutivo de centro-derecha que lidera José Manuel Durão Barroso.

El Gobierno ha anunciado que eliminará (privatizará o simplemente liquidará) una de las dos televisiones públicas y la emisora de radio Antena 3 para reducir el déficit del Estado e impulsar la racionalización de un servicio público 'sin preocupaciones de competencia con los canales privados, pero que pueda ser un socio activo en el panorama audiovisual'.

Ante una de las más graves crisis del sector bajo control público, el Gobierno portugués impulsará la presencia del Estado en los medios audiovisuales, pero mediante 'un servicio público financiado de forma transparente y que contribuya a la defensa de los intereses de los portugueses'. El programa gubernamental explica que la RTP atraviesa una 'delicada situación económico-financiera' con la 'acumulación de un pasivo absolutamente insoportable'. De ahí que prevea la escisión de la televisión pública en dos sociedades, de las que sólo una quedará en manos del Estado, y la fusión de RTP Internacional y RTP Africa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS