GENTE

FAMILIAS FELICES

Muy familiares. Así vienen las revistas del corazón esta semana. En ¡Hola! la ansiada exclusiva de Chábeli y Christian con su hijo Alejandro, que después de estar tres meses en el hospital (recuerden que nació prematuramente) ya está en casa. Si hay alguna palabra que defina a estos reportajes de bebés y madres primerizas es la de cursi. Y éste lo cumple a rajatabla. Cursi ella, cursi él, cursis las miradas y cursi de no poder soportarlo algunas declaraciones de la mamá, como cuando dice que el momento más bonito es cuando se despierta por las mañanas y mira a la criatura a los ojos. Vale que lo sienta, pero esas cosas no se pueden decir así porque así, porque se corre el riesgo de que alguien te llame cursi. En fin, seguimos en familia, porque todas las revistas recogen el bautizo de Miguel Urdangarín de Borbón en la Zarzuela, donde estaba toda la familia real reunida. Como es normal. Y seguimos, porque José Ortega Cano habla largo y tendido con Nieves Herrero sobre su familia en Semana. Los adjetivos para calificar el reportaje son los mismos que para el de Chábeli. Está muy contento el torero. Y, hablando de toreros, se acerca la boda de Jesulín, prevista para el 27 de julio. La pareja se ha comprado la casa del chófer del diestro, muy cerca de Ambiciones. No se vaya a pensar que la casa del conductor es cualquier cosa. No está nada mal, con su piscinita, sus 280 metros cuadrados y sus dos plantas. Y el pobre Carlos Sobera no puede tener un ligue sin que se lo restrieguen. El presentador de ¿Quiere ser millonario? se besa con una chica y en Diez Minutos ya le colocan novia y encima con el latiguillo de 'a los pocos meses de separarse de su mujer'. Para que se sienta culpable.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS