Artesanos de El Puerto evocan al belenista Ángel Martínez

Un grupo de artesanos de El Puerto de Santa María (Cádiz) está empeñado en recuperar el legado de Ángel Martínez, uno de los más reconocidos autores de figuras de nacimiento de los siglos XIX y XX en España. Martínez, portuense como sus discípulos, logró el reconocimiento gracias a la expresividad y mimo del detalle que caracteriza su obra. Tras su muerte en 1946, su trabajo quedó recogido sólo en unas pocas colecciones privadas.

El promotor de la recuperación de este belenista es Vicente Rodríguez, un devoto de Martínez que decidió hace dos años solicitar una excedencia en su trabajo en el sector turístico para desarrollar su inquietud artística. En la actualidad son cinco los artesanos agrupados en la sociedad limitada Sucesores de Ángel Martínez.

Según Vicente Rodríguez, "uno de los valores de la producción de Martínez está en su capacidad para reflejar figuras costumbristas y recrear situaciones espontáneas de la vida diaria en la baja Andalucía". La facilidad del belenista para componer en barro le valió el reconocimiento de sus contemporáneos, hasta el punto de que el rey Alfonso XIII le entregó personalmente un galardón en 1927.

Con este legado, costumbrismo, sencillez y expresividad, los artesanos y empresarios dicen limitarse a "trasladar a las técnicas actuales sus formas de trabajo". "El proceso sigue siendo artesanal, aunque las materias primas han cambiado; las pinturas son más duraderas y el proceso de cocción es eléctrico, lo que nos permite endurecer las piezas a casi 1000 grados y prescindir de los alambres interiores que, al oxidarse, provocaban la fragmentación de la imagen", explica Rodríguez.

Catálogo

El catalogo del taller alcanza los 50 modelos, la mayor parte de ellos de entre 11 y 16 centímetros de altura, siguiendo la escala de los originales. Fieles a los principios del maestro, de las manos de los nuevos artesanos salen ganaderos, vinateros, niñas jugando o animales de corral. En lo único que Martínez y sus sucesores son fieles al belén tradicional es en la composición del misterio, los reyes y los pastores.

El taller se ha hecho muy popular en la Bahía de Cádiz, donde ayuntamientos e instituciones recurren a las figuras de los Sucesores de Ángel Martínez como presentes institucionales relacionados con la cultura de la tierra. Con todo, el nivel de producción no es voluminoso. "Solemos trabajar por encargo", dice Rodríguez, "aunque siempre tenemos piezas en el almacén para satisfacer a visitantes de paso".

La labor de los artesanos se completa con cursos de elaboración de nacimientos andaluces, congresos y exposiciones nacionales sobre la materia. Así, lo explican los promotores: "Intentamos garantizar la continuidad de la actividad artesanal, amenazada por las grandes empresas de producción en serie".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS