El plan contra vertidos obligará a llevar a los barcos siniestrados a un refugio

El consejero de Gobernación, Alfonso Perales, anunció ayer en Cádiz que la Junta de Andalucía aprobará el próximo 29 de enero el Plan Territorial de Contingencias contra Vertidos Marinos, un documento que establece el ámbito competencial de actuación ante cualquier contaminación y prevé un operativo de respuesta inmediata. Los barcos siniestrados o en dificultades, según el plan, "deberán ser conducidos" a un refugio o a aguas tranquilas para evitar la tragedia provocada por el Prestige en Galicia.

Perales explicó ayer que la Junta instará al Gobierno central a que estudie "técnicamente" junto con Marruecos y Portugal el lugar más idóneo para instalar un puerto refugio que pueda acoger a buques accidentados

Perales anunció también que el plan convierte a los puertos andaluces en parte de una red de vigilancia y seguimiento de los vertidos. Además, habrá una brigada de actuación inmediata y una dirección política de emergencias que estará coordinada por la Consejería de Gobernación y asesorada por un gabinete de expertos y técnicos. "Los políticos de esto no sabemos. Los políticos coordinamos recursos humanos y técnicos y unimos esfuerzos, pero la dirección técnica no puede estar en manos de un responsable político que no conoce las respuestas de cada caso", argumentó el consejero.

En este sentido, la Junta tiene previsto constituir un comité de científicos coordinado por Medio Ambiente. También se prevé la creación de un comité de participación integrado por entidades ciudadanas, grupos ecologistas, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), sectores científicos y los responsables de puertos de Andalucía. Este órgano será el responsable de "integrar" todas las actividades voluntarias y de todos los colectivos que tengan que intervenir.

El plan establece además el marco competencial ante cualquier vertido. Si se produce en el mar, la responsabilidad de combatirlo le corresponderá al Ministerio de Fomento. Las competencias municipales y autonómicas se activan cuando el vertido llega a tierra. Si afecta a un único municipio será éste el encargado de la recogida y limpieza del material contaminante con el asesoramiento de la Delegación del Gobierno andaluz en cada provincia. La Consejería de Gobernación coordinaría directamente todas las actuaciones ante una catástrofe de grandes dimensiones, que afecten a gran parte del litoral andaluz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS