Crónica:
Crónica
Texto informativo con interpretación

Datos negativos

Los mercados de valores vivieron ayer una jornada confusa en la que los resultados finales dependieron más del azar que de alguna causa concreta. Las alternativas se sucedieron unas a otras hasta que algunos datos económicos comenzaron a hacer mella en el ánimo de los inversores, recomendando una prudente retirada.

El dato final para el PIB alemán del pasado ejercicio, con un 0,2%, hace que los pronósticos negativos para esta primera parte del año adquieran mayor credibilidad, lo que podría retrasar la incipiente recuperación de los mercados.

En Estados Unidos tampoco había motivos para mantener posiciones en la bolsa, ya que el índice de actividad empresarial de la FED de Filadelfia para el mes de enero descendió una décima respecto del mes anterior, lo que confirma que aún se está lejos de la recuperación.

Al final, la bolsa española volvió a ser una de las que mejor comportamiento tuvo en la sesión, con un avance del 0,67% en el Ibex 35 y del 0,55% en el índice general de la Bolsa de Madrid. Aunque los análisis continúan sin ser demasiado optimistas, ninguno de ellos espera que la bolsa retroceda a lo largo de este año, lo cual anima a muchos inversores a arriesgar algunas posiciones en este tramo inicial del ejercicio.

La Bolsa de París subió el 0,25%, Londres bajó el 0,15% y Francfort perdía el 0,26% poco antes del cierre. La Bolsa de Nueva York, que llegó a superar los 8.800 puntos, perdía a media sesión el 0,26% y el índice Dow Jones pugnaba por mantener el nivel de los 8.700 puntos.

La contratación en el Mercado Continuo fue de 2.211,79 millones de euros, con un tercio obtenido por operaciones institucionales y una cifra similar negociada entre cinco valores.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS