Detenido un agricultor sevillano por fraude a las ayudas al aceite

Un oleicultor de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) pasó el pasado jueves a disposición judicial por su presunta relación con un fraude en la subvenciones europeas a la producción de aceite de oliva por valor de 1.478.490 euros. La Guardia Civil considera al ahora detenido como el defraudador más activo en toda la comunidad andaluza.

El agricultor quedó en libertad tras pagar una fianza de 60.000 euros. Las investigaciones se iniciaron a instancias de la Fiscalía del TSJA, tras recibir una denuncia de la Agencia para el Aceite de Oliva del Ministerio de Agricultura y Pesca.

La detención de, L. P. M., de 42 años, vecino de Olivares (Sevilla), es la primera que se realiza en la tercera fase de la llamada operación Oliva, que comenzó en 1999 y como consecuencia de la cual se ha puesto a disposición de la justicia a 76 personas, entre almazareros y oleicultores. La Guardia Civil también ha descubierto en este operativo un fraude en la molturación de más de 71 millones de kilos de aceituna y la producción de más de 14 millones de kilos de aceite fraudulento.

El acusado, según un comunicado de la Guardia Civil, había creado una veintena de sociedades oleicultoras con la pretensión de crear una trama financiera ficticia para encubrir el cobro fraudulento de ayudas comunitarias a la producción de aceite de oliva. El ahora detenido había instalado su base de actuación en el Aljarafe sevillano.

Según las mismas fuentes, L. P. M. ha trabajado alrededor de fincas ubicadas en Sanlúcar la Mayor, Olivares, Salteras, Albaida del Aljarafe y Niebla (Huelva). Los investigadores creen que el detenido es el principal oleicultor implicado en el fraude y que podría haber llegado a embolsarse hasta 1.478.490 euros de las ayudas correspondientes a las campañas 1995/1996 y 1997/1998.

Investigación 'in situ'

Esta detención también supone la primera ocasión en que la Guardia Civil ha acudido a las fincas y las ha inspeccionado in situ. Los agentes midieron las parcelas, contaron los olivos y sus rendimientos y analizaron todos aquellos aspectos de interés para la investigación, como apuntes contables, balances, o escrituras registrales de la propiedad. Del análisis de los balances de los jornales de recolección se ha podido determinar que era materialmente imposible lo justificado por el detenido y la producción real de las extensiones agrarias que poseía.

Los rendimientos declarados por el detenido supera, según sus expedientes de ayuda comunitaria, entre tres y 12 veces a los rendimientos fijados por la comunidad europea a la zona del Aljarafe sevillano. También se ha averiguado que este oleicultor ha actuado en connivencia con los almazareros, que le han expedido los certificados de entrada y molturación ficticios de aceitunas necesarios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS