De Niro y Harvey Keitel ruedan en Madrid

Los dos actores plantaron ayer a la prensa aprovechando que los fotógrafos les asediaban

Robert de Niro y Harvey Keitel, los chicos de Malas calles, ruedan juntos otra vez, desde hoy mismo, en Madrid, Cuenca y Málaga, El puente de San Luis Rey, superproducción hispano-británico-francesa basada en la obra homónima con la que el autor estadounidense Thornton Wilder ganó el Premio Pulitzer en 1928.

La película, con un cartel amplio y de lujo, echó a andar ayer en medio de un caos total y con un plantón de tres pares de narices. Parecía que De Niro y Keitel iban a dar una conferencia de prensa, pero al final, no: en el último segundo cambiaron de idea y plantaron a los 50 periodistas que tenían sentados delante con los bolígrafos en la mano.

Todo el mundo esperaba que los dos actores empezaran a hablar cuando De Niro y Keitel debieron añorar tiempos mejores y aprovecharon que la nube de fotógrafos los acosaba con los flashes (era un salón pequeño y habría casi 200 personas) para levantarse y hacer mutis por el foro. Con ellos se fue todo el equipo menos la actriz española Pilar López de Ayala.

"Supongo que el alcalde de Málaga pedirá excusas al señor De Niro"
De repente, De Niro y Keitel, acosados por los flases, hicieron mutis por el foro

De Niro y Keitel salieron a toda mecha hacia la calle, cogieron un coche, Keitel con su joven novia de la mano, y se largaron. Visto y no visto. Malas calles.

La oficina de prensa de Javier Bellot había citado a la prensa, por encargo del Ayuntamiento de Málaga, en un hotel de gran lujo madrileño, el Santo Mauro. Iba a acudir, dijo la agencia, gran parte del reparto, que está formado por los dos atractivos, veteranos y silenciosos estrellones, más López de Ayala, Kathy Bates, F. Murray Abraham (Salieri), Gabriel Byrne, Jim Sheridan (que, aparte de ser el marido de la directora, Mary McGuckian, hace un papelito), Geraldine Chaplin, Dominique Pinon y Adriana Domínguez (hija de Adolfo).

Sólo estuvieron la mitad, pero fue muy poco rato.

Primero, y con 20 minutos de retraso, como es habitual, se realizó la sesión de fotos. Fue en el bonito jardín. Allí, con Robert de Niro, el primero de la fila estaba el alcalde Francisco de la Torre, que posó un rato largo junto al actor. Los dos parecían felices y relajados.

Pero lo único importante de la cita, obviamente, era esa foto. Allí había numerosos fotógrafos y periodistas malagueños, algunas personas del Festival de Cine de Málaga y de Málaga Film Office, que depende de la Andalucía Film Comission, y en los salones del hotel se podían coger unos lujosos folletos que dan cuenta, en español e inglés y con la ayuda de Antonio Banderas, de lo hollywoodense que puede resultar Málaga (de hecho, será la Lima del siglo XVIII en la película). Quizá por eso nadie avisó a Harvey Keitel para esas primeras fotos, ni tampoco a Pilar López de Ayala, que aguardó sentada con F. Murray una llamada que tampoco se produjo.

De Niro, el gran reclamo malagueño y universal, apareció guapo y sonriente, con una barba de inquisidor o náufrago muy propia de su personaje en la película, el arzobispo de la Lima de principios del XVIII, los tiempos de la Inquisición en Perú, en los que trascurre, dice el dossier de prensa, "esta historia de vidas entrelazadas que atraviesa teatros, conventos, burdeles, muelles y travesías en alta mar".

Una vez se largaron las estrellas corriendo, vinieron las explicaciones. Pocas. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con esa sonrisa y actitud simpaticona típica de político en precampaña electoral, pidió disculpas por el plantón, explicó que los actores se habían agobiado al ver a tanta gente en la sala de prensa e informó a los periodistas de que el rodaje en Málaga comenzará el 26 de abril, que el presupuesto del rodaje para las seis semanas malagueñas es de 10 millones de euros y que los "espacios significativos" de la ciudad que aparecerán en la cinta serán la plaza del Obispo, "por su similitud con la plaza de Lima"; el teatro Cervantes, y el jardín botánico de La Concepción (de la provincia se verán Antequera y el desfiladero de El Chorro).

El director del Festival de Cine de Málaga y de la Málaga Film Office, Salomón Castiel, se exculpó a sí mismo del incidente explicando que, ante la numerosa afluencia de periodistas, "más que los actores, que se han sentado para ofrecer la rueda de prensa, se ha agobiado la productora".

Aunque añadió, misterioso: "Inmediatamente fui a hablar con la directora (Mary McGuckian). Sólo le importaba que los actores estaban nerviosos y quería estar con ellos".

Un portavoz de la productora del filme, Kanzaman, SA, declaró a Efe que "Robert de Niro sólo tenía el compromiso de posar para los fotógrafos".

Javier Bellot explicó que él se había limitado a convocar a "los 10 medios nacionales de Madrid", y que si habían venido 100 no era su culpa.

Quien pidió una explicación al alcalde de Málaga fue Conor Nolan, publicista inglés de la película: "Supongo que el señor alcalde pedirá una disculpa esta noche al señor De Niro. El señor alcalde le pidió como favor personal que el reparto asistiera a un encuentro con la prensa, no a un circo como el que se ha montado".

La única que mantuvo la sonrisa y la calma fue Pilar López de Ayala. Dulce y guapa a reventar, la actriz confesó que se había enamorado de la historia al leer el guión y que lo dejó todo por ese amor: "Interpreto a una actriz golfa y lista. Me fui a Nueva York a estudiar inglés, estuve dos meses y aquí estoy ahora, sin entender nada de lo que pasa, pero muy contenta".

"Es una película que habla de vida, muerte, encuentros y destinos y también habla de si existen las casualidades o el destino", añadió la actriz. También contó que a De Niro lo acababa de conocer, "me he presentado yo". "Mis escenas son sobre todo con Harvey Keitel y F. Murray, dos actores que me imponen y a los que admiro. Yo soy una actriz que es el punto de encuentro de las cinco víctimas y Keitel es mi pigmalión, pero no hay un personaje que destaque claramente sobre otro. Es un filme bastante coral".

Robert de Niro
Robert de NiroMIGUEL GENER
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS