Entrevista:GABINO DIEGO | Actor

"Los actores tenemos tres personalidades"

Desestimada la idea original de interpretar El cazador, del aragonés Javier Tomeo, el actor Gabino Diego (Madrid, 1966) recorre los escenarios con Una noche con Gabino, un monólogo con el que procura divertir al público fundiendo elementos autobiográficos y ficticios. El espectáculo recala este fin de semana en el Zinema Ermua (viernes, 22.15), en el Getxo Antzokia (sábado, 20.00 y 22.30) y en el Social Antzokia de Basauri (domingo, 20.00).

Pregunta. ¿Qué es Una noche con Gabino?

Respuesta. Es un monólogo protagonizado por un personaje que se llama Gabino, que por momentos soy yo y por momentos un personaje de ficción. Tiene mucho de autobiográfico, de cosas que me han sucedido, pero también me invento otras. En busca de un hilo conductor, Gabino cuenta cosas, canta, recita un par de poesías, habla de frustraciones y de personajes que ha ido encontrando por su vida. Es un espectáculo de una hora y cuarto y mi pretensión es que la gente se divierta.

P. ¿Sale uno de la sala conociendo un poco mejor a Gabino Diego?

R. Bueno, hay cosas de Gabino Diego y cosas del personaje de Gabino Diego. Es lo que me decía David Trueba y en lo que yo no había caído: todos tenemos nuestro personaje, lo que la gente está acostumbrada a ver de ti, y lo que le gusta de ti. Luego yo me puedo transformar en otros personajes, pero el central es el Gabino al que la gente está acostumbrada.

P. ¿Puede haber confusión entre el Gabino real y el personaje, incluso en la vida diaria?

R. Bueno, desde que estoy en esto vengo oyendo que los actores tenemos tres personalidades. Tenemos la nuestra, la que le tenemos que dar al público y la de los propios personajes.

P. Muchos se preguntan si Una noche con Gabino tiene que ver con El club de la comedia.

R. No. La gente enseguida lo asocia: "¿Monólogo? Ah, como El club de la comedia". Y a mí El club de la comedia me parece muy bien, me parece fantástico que un señor pueda salir ahí a contar cosas más o menos interesantes, pero el mío es un espectáculo teatral, con su equipo de luces, su equipo de sonido, se canta y hay muchos personajes, aunque también hay momentos de stand up comedy. Porque eso no lo inventó El club de la comedia, es algo que se lleva haciendo mucho tiempo en Estados Unidos. Y hace muchos años que mucha gente lleva haciendo monólogos y contando cosas, desde Pepe Rubianes hasta Gila, Pedro Reyes o Leo Bassi, que me encanta. Pero, desgraciadamente, si uno no sale en televisión parece que la gente no se entera.

P. La obra concluye que éxito y fracaso son relativos.

R. Sí, es curioso que un día te pongan a parir y diez años después, por esa misma historia que habías hecho, te digan que eres genial.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS