ELECCIONES 25M | Panorama después de los comicios

Francisco Camps nombrará su primer Consell por San Juan

El vencedor de las elecciones autonómicas y futuro presidente de la Generalitat, Francisco Camps, nombrará su primer gobierno por San Juan. Los 48 diputados que conceden a los populares una mayoría absoluta casi tan holgada como la que han ostentado en la pasada legislatura permitirán acelerar el calendario y contar con el primer Consell de Francisco Camps casi coincidiendo con el solsticio de verano.

Las nuevas de las Cortes Valencianas está previsto que se constituyan el próximo 12 de junio, fecha tras la que empezará a correr el calendario para la presentación de candidaturas y la elección del nuevo presidente de la Generalitat, a quien dará el relevo el actual titular, José Luis Olivas.

Más información
El PP convierte su techo en suelo electoral

Los citados plazos dan, aproximadamente, un margen de un mes a Francisco Camps para ajustar el diseño de Administración valenciana que piensa poner en marcha; nombrar el primer escalón de su gobierno y dar el visto bueno a algunas decisiones importantes que han quedado pendientes, como el concurso de privatización de la gestión de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV).

Ayer, Francisco Camps y el presidente del PP en la Comunidad Valenciana y ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, mantuvieron un relajado y largo almuerzo en el club de tenis de Valencia en que empezaron a abordar los planes de futuro con mayor detalle. La colaboración entre ambos sigue siendo básica, máxime teniendo en cuenta que el primer objetivo del primer Consell de Camps, declarado por él mismo, será contribuir de manera decisiva a que el PP pueda reeditar su mayoría absoluta en las próximas elecciones generales.

Además de esta prioridad política, el equipo del próximo presidente de la Generalitat debe adecuar el organigrama de la Administración valenciana, sobre el que en campaña ya se han adelantado algunos detalles. Así, Camps pretende reforzar la presencia institucional de la Generalitat en las comarcas y crear nuevas figuras administrativas de carácter político y no técnico.

Otra de las cuestiones que tendrá que encajar Camps es la estructura del propio Consell en las prioridades políticas que se ha marcado. Ya es segura la desaparición de la Consejería de Obras Públicas y Urbanismo y la aparición de dos nuevas carteras, una dedicada a la ordenación del territorio y otra a infraestructuras. Otras áreas del futuro Consell todavía tienen pendiente su asignación en el reparto de las nuevas carteras.

Un diseño en que también habrá que tener en cuenta la propia ordenación del grupo parlamentario popular.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS