LA INMIGRACIÓN EN LA ESCUELA

La ropa que se lleva a clase

Ir a clase con la cabeza cubierta con un pañuelo al modo islámico se convirtió en un problema en un colegio madrileño a mediados de febrero de 2002. Un problema sobre el que opinaron ministros, padres, profesores, políticos...

¿Qué piensan los alumnos? De todos los sectores de la comunidad educativa es el que se muestra más tolerante hacia estas diferencias culturales procedentes de la indumentaria. Al 46% de los estudiantes españoles encuestados en el informe del Defensor del Pueblo sobre la situación educativa de los alumnos inmigrantes le parece bien que se lleven al colegio vestidos tradicionales y lo mismo a un 56,7% de los alumnos inmigrantes.

Mayor recelo se encuentra entre los profesores y padres españoles. Las dudas de los primeros proceden del temor a no poder gestionar conflictos derivados de esta circunstancia o sobre cómo poner límites a una situación poco precisa.

Más información
Los centros públicos acogen el doble de extranjeros que los concertados y privados

El rechazo de los segundos, de los padres, "tal vez" procede del desconocimiento de realidades diferentes, explica el estudio. De hecho las familias cuyos hijos están en centros con un porcentaje de inmigrantes superior al 30% aceptan mejor la posibilidad de que cada cual vista a su modo. Pero un porcentaje que va del 20% al 30% afirma no tener claro si es bueno o malo que los alumnos vistan de acuerdo a sus culturas. Esta indecisión afecta a alumnos, padres y profesores. Y cabría destacar también que un 16% de padres inmigrantes y un 10% de sus hijos ven negativa esta posibilidad.

Así pues, si la actitud de los diferentes colectivos que integran la comunidad educativa sobre la vestimenta que se lleva a clase se considera un indicador de la aceptación de la diferencia hay que concluir, así lo hace el estudio, que los alumnos son los más tolerantes.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS