El PSM negocia con el líder del PP en Manacor, al que acusa de corrupción

El Partit Socialista de Mallorca (PSM) negocia con el PP para gobernar el Ayuntamiento de Manacor y ceder sus dos votos decisivos para que sea alcalde Antoni Pastor Cabrer, del PP, que está acusado por el mismo PSM por supuesta corrupción política en el caso Formentera. Manacor es la tercera ciudad insular, con 35.000 habitantes.

El nacionalista PSM, socio de gobierno dentro del autodenominado pacto de progreso que dirigía Baleares, perdió más del 20% de sus votos en Mallorca en las elecciones autonómicas, y precisamente su caída, según los socialistas e IU, ha sido determinante para que el PP de Jaume Matas recuperara su mayoría absoluta.

El caso Formentera se abrió en 1999, por presunto delito electoral debido a una posible manipulación del voto de los emigrantes en Argentina, cuyos sufragios postales fueron dirigidos a Formentera -que elige un diputado clave para las mayorías de Baleares- para aparente beneficio del PP.

Antoni Pastor, que fue director general de Juventud con el Gobierno de Matas (1996-1999), es uno de los dos políticos imputados -entre 11 acusados- en el caso Formentera. Pastor viajó en época preelectoral en 1999 más de seis veces como enviado político a países de Suramérica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS