Mapfre y el abogado de Maeso piden que se revoque el auto que procesa al médico

Las siete últimas incorporaciones al sumario por el contagio masivo de hepatitis C en cuatro hospitales de Valencia, en el que el único imputado es el médico anestesista Juan Maeso, fueron motivo de apelación por la representación letrada del médico y la compañía Mapfre, aseguradora de la Casa de la Salud, uno de los centros donde se produjeron los contagios, y de la Generalitat durante algunos años. Ayer, el tribunal de la sección cuarta de la Audiencia de Valencia escuchó los argumentos.

Francisco Davó, letrado de Maeso, dijo a los magistrados: "El auto que procesa al médico anestesista se basa en indicios, sospechas, no está motivado, el hecho de que mi representado tenga un virus con la misma identificación genética que los pacientes sólo prueba eso, no que él haya sido el autor de esos contagios". Y agregó: "Se están vulnerado los derechos de presunción de inocencia y de defensa, ya que en reiteradas ocasiones se ha negado a esta defensa la práctica de pruebas que entendemos clave". A esas consideraciones se adhirió la representante de Mapfre, que en la apelación contra el anterior auto de procesamiento no estuvo presente.

Seis abogados de las acusaciones particulares acudieron al acto. Junto al fiscal, solicitaron la confirmación del auto de procesamiento contra Juan Maeso -trámite que finalizaría la fase de instrucción del sumario-. Una de las acusaciones, la que ejerce el letrado Manuel Mata, pidió además la condena en costas por la apelación, lo que ya ocurrió en idéntico trámite previo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS