La promoción de mujeres científicas no supera el 27%

Si más del 50% de la población universitaria es mujer, ¿por qué se desperdicia este nutrido capital humano? La pregunta no por obvia tiene fácil respuesta. Más bien todo lo contrario, según el pesimista escenario expuesto ayer por Eulalia Pérez Sedeño, que confirma el "estancamiento de la carrera universitaria y científica de las mujeres en la última década", en general en toda Europa, y muy concretamente en España, donde "el porcentaje de mujeres que ocupan, por ejemplo, la categoría de científicas titulares o de investigadoras en los centros públicos de investigación sigue siendo del orden del mismo 27% que hace 10 años". Como ejemplo, una muestra reciente, y controvertida, como ha sido la gestión del plan estrella de recuperación de cerebros del Gobierno Aznar -el Programa Ramón y Cajal- que además de que verá su fin en septiembre próximo, dos años antes de lo previsto, ha reproducido el mismo patrón discriminatorio ya que, "de un total de 774 plazas, las mujeres científicas sólo consiguieron 287", según los datos cerrados y evaluados de 2001 presentados ayer por Flora de Pablo, investigadora del Centro de Biología de Madrid y presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) que se presentó ayer en el Rectorado de la Universitat de València.

El panorama es, cuanto menos, pesimista, cuando no "inmoral", en opinión de la profesora Eulalia Pérez Sedeño, quien sentenció: "Me parece inmoral que se pierda la mitad del capital humano de este país", después de exhibir los últimos datos sobre promoción de carreras universitarias y científicas en España, un país en el que, paradójicamente, "el 52% de estudiantes universitarias son mujeres", aunque éstas sólo ocupan el 33,8% de las plazas de titulares y un pírrico 12,2% de las cátedras universitarias, siempre según las últimas estadísticas cerradas de 2001. El caso se agrava incluso en autonomías como la Comunidad Valenciana, donde según el último informe realizado por el gerente de la Universidad de Jaén para la Conferencia de Rectores de Universidades Públicas Españolas (CRUE), en el Sistema Público Universitario Valenciano de 672 catedráticos, sólo 89 son mujeres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS