El Ejecutivo ultima la reforma de la 'acción de oro' para adaptarla a las exigencias impuestas por la UE

El Gobierno ultima la refoma del actual régimen de golden share o acción de oro (capacidad de veto que se reserva el Gobierno en las empresas priovatizadas) para adecuarlo a la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE). La intención es aprobar la reforma antes de las vacaciones. El último Consejo de Ministros tendrá lugar el próximo 1 de agosto.

El pasado 13 de mayo, el Tribunal de Justicia de la UE declaró que la legislación española sobre la acción de oro es contraria a la libre circulación de capitales. El criterio del tribunal no es contrario a la golden share como tal, dado que la considera admisible para defender el interés público, siempre que las medidas sean proporcionadas y no discriminatorias.

En el caso español, el tribunal de Luxemburgo declaró que las normas que ampararían la denegación de la autorización administrativa no están lo suficientemente detalladas como para poder considerarse "proporcionadas".

Así, cuestionó que la Administración disponga de una facultad discrecional muy amplia cuyo ejercicio no se supedita a requisito alguno; que los inversores no conozcan las circunstancias específicas y objetivas en las que se concede o deniega la autorización previa y que se trate de un régimen de autorización previa. Asimismo, criticó que los actos a los que afecta constituyan decisiones fundamentales en la vida de una empresa y que, aunque sea factible interponer un recurso jurisdiccional, la normativa española no proporcione al juez nacional criterios suficientemente precisos para permitirle controlar el ejercicio de la facultad discrecional de la autorización administrativa.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS