España es el segundo país de la UE con hipotecas más baratas

Finlandia es el país de la Unión Europea donde las condiciones financieras para comprar una vivienda son más favorables. El país nórdico es el único que supera a España por lo que respecta al bajo nivel de los tipos hipotecarios de los préstamos nuevos, según un informe de La Caixa que compara los mercados hipotecarios de los distintos países europeos. En la UE, el saldo vivo del crédito hipotecario cada vez pesa más en el producto interior bruto (PIB) comunitario. Desde 1990, su peso ha pasado del 30% a un 40%, hace un año.

Mientras que los tipos en Finlandia están en el 3,48%, en España han protagonizado un vertiginoso descenso a lo largo de los últimos ocho años -llegaron a ser los más elevados de toda Europa-, para situarse actualmente en un 3,87%. Francia, Grecia, Italia y Bélgica ofrecen, por este orden, la otra cara de la moneda, con unos tipos hipotecarios por encima del 5%.

La vivienda más cara

Sin embargo, los países europeos donde resulta más cara una vivienda, con unos 263.000 euros de media, son Alemania e Irlanda. En el caso de España, donde el plazo medio para pagar los créditos es de 20 años, el precio se sitúa por debajo de la media comunitaria (172.000), ya que el precio medio se eleva a 107.000 euros.

El estudio de La Caixa atribuye el crecimiento del mercado hipotecario en la última década tanto a la caída de los tipos de interés, que "ha dado alas a la demanda", como a las mejores expectativas de renta. Apunta que la subida de los precios de la vivienda también ha tenido su impacto sobre el aumento del crédito hipotecario.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS