El fiscal pide seis años por tráfico de drogas para un teniente coronel

El ministerio fiscal decidió ayer mantener la petición de seis años de cárcel contra el teniente coronel de la Guardia Civil Máximo Blanco, por un delito de tráfico de drogas en el juicio que quedó visto para sentencia en la Audiencia de Tarragona. El fiscal retiró la acusación para uno de los cinco acusados del que considera que no se ha demostrado su participación en una banda de tráfico de drogas desarticulada en 1999 en Sant Carles de la Ràpita, donde la policía se incautó de 4.420 kilos de hachís y de un yate.

La petición fiscal se mantiene contra el cargo de la Guardia Civil, pese a que en la vista oral uno de los encausados, Antonio Franco, se inculpó exclusivamente de los hechos y aseguró que sus compañeros de banquillo desconocían el cargamento que contenía el yate. Blanco explicó en el juicio que la única relación que ha mantenido con Franco es comercial (son socios en una empresa destinada a la venta de chatarra denominada Cortileoni, propietaria del yate Addaia III) y puso mucho énfasis en su desconocimiento de la carga del barco, que había trasladado el hachís desde Málaga hasta el delta del Ebro.

El fiscal cree que Blanco se valió de su cargo para obtener un trato preferente para con el barco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS