Candidatos cubanos denuncian un 'apartheid' cultural en los Grammy

EE UU niega el visado a Ibrahim Ferrer y Chucho Valdés, entre otros

Ayer, víspera de la gala de la cuarta edición de los Grammy Latinos, que se celebran esta noche en Miami, varios candidatos cubanos denunciaron la "discriminación" y el "apartheid cultural" que a su juicio ha provocado la denegación del visado por parte de Estados Unidos para asistir a la ceremonia. Estados Unidos tampoco ha autorizado a viajar a varios bailarines que iban a participar en el Festival de Ballet de Miami, que comienza hoy.

Más información
Jazz, drogas y trastornos mentales
Juanes triunfa en unos Grammy Latinos con gran presencia española
Janet Jackson se cae de la lista de presentadores de los Grammy tras del escándalo de la Superbowl

Un día antes de la celebración de la ceremonia de los Grammy Latinos en Miami, los candidatos de Cuba se quejaron de "discriminación" y "apartheid cultural" porque no han recibido el visado de Estados Unidos para asistir a la gala, que se celebra esta noche (madrugada de mañana en España). Más de una decena de artistas residentes en la isla no podrán asistir a la ceremonia, marcada por un intercambio de acusaciones entre la Administración cubana y los organizadores de la fiesta.

En la lista de candidatos cubanos figuran el pianista Chucho Valdés, las orquestas Los Van Van y Charanga Habanera, el grupo de rumba Los Muñequitos de Matanzas y los cantantes Ibrahim Ferrer y Elíades Ochoa. También son candidatos cubanos los raperos Orishas (que residen en Europa), el fallecido cantante Polo Montañez, el músico Manuel Galbán y Camerata Romeu, un conjunto de cuerdas integrado por instrumentistas femeninas dirigidas por Zenaida Romeu.

La posible presencia de artistas cubanos residentes en la isla en la gala de este año desató las iras de grupos de exiliados de Miami que han rechazado siempre la actuación en la ciudad de intérpretes residentes en Cuba. Algunos artistas de origen cubano afincados en Miami, como Willy Chirino, llegaron a amenazar con retirarse de los Grammy Latinos si los músicos de la isla acudían al acto. Ésta es la primera vez que la ceremonia de los Grammy Latinos tiene lugar en Miami. En anteriores ediciones fue descartada esta posibilidad justamente por "el problema cubano".

Las autoridades cubanas han acusado a los organizadores de los Grammy Latinos de entregar tarde las cartas de invitación para los músicos, mientras que funcionarios de la Administración estadounidense han asegurado que no se presentaron a tiempo las solicitudes ni se pidieron visados para todos los candidatos.

La situación creada en Miami respecto a la presencia de artistas residentes en la isla es "absurda", según Ibrahim Ferrer, ganador en 1997 de un Grammy de la Academia de Artes y Ciencias Discográficas de EE UU por Buena Vista Social Club y aspirante ahora a los premios de la Academia Latina del Arte y la Industria Discográfica (LARAS) por su álbum de sones y boleros Buenos hermanos. "Nos corresponde estar allí (...); obstaculizarlo es un atropello, una forma de discriminación". Ferrer ha declarado: "Es un contrasentido que me vean como un peligro, si hace tres años, cuando fui a Los Ángeles a recoger el Grammy que me otorgaron, Gloria Estefan, una de las jefas de esta cita [de Miami], me pidió retratarse conmigo".

Para la directora de orquesta Zenaida Romeu, candidata por el disco Sueños de ida y vuelta, la ausencia de los artistas de la isla "tendrá un impacto en el mundo latino". "Desde mi punto de vista, mientras más podamos estar unidos y representar los iconos de nuestra cultura, más se fortalecerán nuestros valores y su proyección en el mundo".

Para el presidente del Instituto Cubano de la Música, Abel Acosta, los artistas de la isla tienen pleno derecho a participar en la ceremonia, avalados por "su prestigio y su indiscutible calidad". Además, en un artículo titulado 'Algo huele a podrido en LARAS', publicado el pasado lunes en el diario oficial cubano Granma, se denunció que "la razón de la ausencia es muy simple: se les excluyó deliberadamente". Los motivos, según Granma, están claros: "Entre la máxima dirección de LARAS y la mafia anticubana que ordena y manda en Miami tomaron la decisión de no invitar a los músicos de la isla".

Entre los candidatos españoles a los Grammy Latinos se encuentran Álex Ubago, David Bisbal, Joan Manuel Serrat, Las Ketchup, Rocío Dúrcal, Ketama, Ana Torroja, Jarabe de Palo, Pepe de Lucía, Diego El Cigala, Carmen Linares, José Mercé, Víctor Monge y Jordi Savall, entre otros. TVE-1 retransmitirá en directo la ceremonia a partir de las tres de la próxima madrugada.

Ibrahim Ferrer.
Ibrahim Ferrer.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS