Un grupo de afiliados al PSOE rechaza la elaboración de la lista electoral

Un grupo de militantes de la Federación Socialista Madrileña (FSM) -un centenar, según aseguraron ellos-, liderados por el ex diputado Antonio Miguel Carmona -quien tuvo que dejar su escaño tras bromear con el hundimiento de un "segundo barco" si era necesario para derrotar al PP en las pasadas elecciones-, se reunió ayer en la Casa de Valladolid para criticar la forma en la que se ha elaborado la candidatura a las próximas elecciones, que consideran impuesta por la dirección federal. El Comité Regional votará hoy a Rafael Simancas como candidato a presidente regional.

Según fuentes de ese sector, hay cerca de 60 miembros del Comité Regional -entre un total de 720- que deberán votar hoy y que coinciden en que "unas nuevas elecciones requieren una nueva lista, con la participación de los militantes". Si Simancas no acepta esas condiciones, los rebeldes -que fuentes cercanas al secretario regional redujeron a "no más de 17"- podrían votar en contra de su candidatura.

Más información
Alberdi deja la Ejecutiva del PSOE de Madrid por discrepancias con Simancas

"De los 114 afiliados que hoy nos hemos reunido", explicaron ayer desde el sector rebelde, "al menos 60 son miembros del Comité Regional. Mañana [por hoy] plantearemos a Simancas que tendrá nuestro apoyo sólo si consensúa la lista". Y añadieron: "No estamos dispuestos a que las listas sean impuestas directamente" por Ferraz [sede del PSOE] o por el sector que lidera José Acosta, que ayer reunió a diversos cargos socialistas en un céntrico hotel de Madrid para acordar su apoyo a Simancas.

"Fidelidad absoluta"

Sin embargo, otras fuentes del sector que se reunió en la Casa de Valladolid mostraron a última hora de ayer su "fidelidad absoluta a Simancas". "Tendrá nuestro apoyo en el comité, porque es nuestro secretario y candidato", señalaron. Por contra, otros asistentes aclararon que "cada uno hará lo que quiera".

Otro portavoz de los reunidos, que dijeron agrupar a diferentes sectores de la FSM, afirmó que quieren que se "asuman responsabilidades políticas por el caso Madrid" y que "no se evite el proceso democrático de confección de las listas de los cargos públicos". "Habría que preguntarse cómo se van a elaborar las listas a la Asamblea, qué méritos tienen algunas de las personas que aparecerán en ellas y con qué apoyos cuentan para representar a los diferentes sectores de la Federación Socialista Madrileña", señalaron.

Fuentes de la dirección regional socialista redujeron ayer la importancia de esta reunión. "No representan a nadie. Son, como mucho 30 personas, y ni la mitad pertenecen al Comité Regional. Antonio Carmona está desesperado y sólo busca colocarse en las listas del PSOE a la Asamblea con unos cuantos afiliados más". Estas fuentes insistieron en que nadie había criticado hasta el momento la manera de elaborar las listas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS