El alcalde de Alcàsser pide explicaciones por el AVE a Fomento

El alcalde de Alcàsser, el regionalista Julio Chanzá, trasladó ayer por escrito al GIF -ente gestor del AVE-, al Ministerio de Fomento y a la Consejería de Infraestructuras de la Generalitat el decreto de alcaldía, firmado el pasado lunes, donde resuelve paralizar las obras del tren de alta velocidad a su paso por el municipio. Chanzá justificó su decisión en "la falta de información que tiene del proyecto". El primer edil se opone a que la vía del AVE, que afecta a un kilómetro escaso de su término municipal, se construya elevado y no en trinchera, como se comprometió la Consejería de Infraestructuras.

Chanzá aseguró ayer que su intención primera no es enviar a la policía a parar las obras, pero sí pidió a las administraciones que dialoguen con el ayuntamiento sobre la mejor solución al corredor ferroviario. El alcalde aclaró que está a favor de la construcción de la línea, pero no a costa de que el puente elevado por el que discurrirá actúe de represa y provoque problemas de inundaciones en Alcàsser y en localidades vecinas. "Que alguien diga de sentarse con nosotros y explicarnos", reclamó Chanzá.

Obra de gran envergadura

La diputada de Esquerra Unida en el Congreso de los Diputados Presentación Urán aseguró ayer que "será casi imposible" que el AVE llegue a la Comunidad Valenciana en el año 2007, tal y como asegura el PP, y auguró "graves problemas" en su construcción como el de la localidad de Alcàsser.

Urán, tras estudiar las partidas de los Presupuestos Generales del Estado de la Generalitat, explicó que, en estos momentos, de la línea Madrid-Valencia por Cuenca "sólo existen estudios y se trata de una obra de gran envergadura que incluirá la construcción de viaductos y túneles".

"Si analizamos los retrasos y los problemas que ha padecido la línea Madrid-Lleida nos podemos hacer una idea aproximada", dijo la diputada, quien acusó al PP de "estar viviendo electoralmente de una ilusión".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Urán explicó que en el año 2000 Eduardo Zaplana "ya afirmaba que el AVE a Valencia estaría construido en el año 2004, pero los plazos de construcción de una obra faraónica y poco justificable como ésta no se ajustan exactamente a las previsiones electorales".

"El paso del AVE por Cuenca, como ocurrió con la autovía, tiene muchos problemas por el tipo de orografía que debe atravesar, y son necesarios estudios muy exhaustivos del terreno y los correspondientes informes de impacto", señaló.

A su juicio, las consecuencias del paso por la Comunidad Valenciana, como se ha visto en Alcásser, "pueden ser mucho peores, porque somos una comunidad densamente poblada y ya existe una red de infraestructuras, poblaciones, campos y polígonos". Indicó que en Alcàsser se han dado cuenta que la construcción del AVE supone que van a tener "una muralla aberrante".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS