Fomento niega al alcalde de Alcàsser poder para parar las obras del AVE

El GIF sigue las obras y las constructoras denuncian al Ayuntamiento

La máquina del Ministerio de Fomento arrolló ayer la pretensión del alcalde de Alcàsser de alterar las obras de la línea del tren de alta velocidad al paso por su término municipal. Fomento, a través de una nota oficial, invocó el "interés general del Estado" para negar al alcalde la potestad de paralizar las obras de la línea de alta velocidad en su término municipal y anunció que las obras ni se han parado ni se van a parar.

Julio Chanzá, alcalde de Alcàsser por Unión Valenciana, dictó el pasado lunes un decreto de alcaldía que ordenaba parar de forma inmediata las obras en un tramo de un kilómetro que ejecuta el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) en su término municipal. Chanzá sostiene que la Generalitat Valenciana le había garantizado que las vías se instalarían en trinchera, ligeramente soterradas, mientras que la plataforma que ya se construye, en superficie, es una barrera que parte en dos el término municipal.

El alcalde aseguró ayer que no pretende ordenar a la Policía Municipal detener las obras sino forzar una reunión con el GIF, el Ministerio de Fomento y la Generalitat Valenciana para dialogar en torno a la mejor solución del proyecto y recordó que el director general de Transportes de la Consejería de Infraestructuras aseguró en Alcàsser, durante la pasada campaña electoral, que las vías del tren de alta velocidad discurrirían en trinchera a su paso por el término municipal.

La primera respuesta de Fomento a Chanzá llegó ayer a través de una nota oficial. "El GIF no ha paralizado ni va a paralizar las obras", reza la nota, porque un Ayuntamiento no puede actuar contra el "interés general del Estado".

La nota añade que el GIF planteará un recurso contencioso contra el decreto de alcaldía; califica como "técnicamente inasumibles" las pretensiones de Chanzá; y subraya que no habrá "ninguna conversación, ni reunión ni, por supuesto, negociación" con el Ayuntamiento de Alcàsser hasta que no se retire el decreto que ordena parar las obras.

La nota oficial apunta también que "las empresas constructoras del tramo que discurre por Alcàsser han procedido a presentar una denuncia por prevaricación y una reclamación contra el Ayuntamiento por los daños y perjuicios que el decreto de alcaldía puede provocarles".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El alcalde de Alcàsser expresó ayer su "extrañeza" ante la redacción "contradictoria" de la nota de Fomento: "¿Si no tengo competencias por qué van a recurrir el decreto? ¿Y cómo voy a prevaricar?", se preguntó.

Chanzá recordó que Unión Valenciana defiende la necesidad del tren de alta velocidad desde hace años y aclaró: "No nos oponemos al AVE, sino a la construcción de una muralla de cincuenta metros de base y entre seis y ocho metros de altura que partirá en dos el término municipal".

El alcalde de Alcàsser añadió que Fomento remitió en su día al Ayuntamiento un proyecto donde las vías estaban previstas en trinchera y asegura que las obras que se ejecutan en la actualidad no se corresponden con ese documento, al que se presentaron las correspondientes alegaciones.

Una docena de alcaldes de L'Horta y decenas de colectivos ciudadanos comparten la posición de Chanzá y acudieron el 3 de octubre al Palau de la Generalitat para solicitar una reunión con el GIF o con Fomento donde expresar su oposición al trazado del tren de alta velocidad en el área metropolitana de Valencia y exigir el soterramiento de las vías al paso por sus municipios.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS