OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Becas sociales: el mundo al revés

Acabo de quedar perplejo ante el sistema de adjudicación de ayudas para libros ofertado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. No es para menos, si consideramos que normalmente se establecen unos límites para la concesión de ayudas teniendo en cuenta un tope máximo de ingresos. No es así en el caso en cuestión. La Junta de Andalucía establece un umbral de ingresos "mínimos" para la concesión de la ayuda (no es una errata: he escrito mínimos). Una familia monoparental con un solo hijo habrá de ganar más de 10.818 euros para tener derecho a percibir 70 para los libros del niño. Dicho límite pasa a ser de 14.208 euros si la familia es de tres miembros y así sucesivamente. Tan curioso y antisocial sistema deja fuera de las ayudas a casi la práctica totalidad de familias monoparentales donde sólo un miembro (o ninguno) percibe ingresos regulares y difícilmente beneficiará a la mayoría de las familias andaluzas cuyos miembros perciban un salario dentro de la media regional. Por el contrario, una familia de tres miembros con ingresos de hasta 36.409,80 euros percibirá la ayuda para libros, siempre, claro está, que incurra en la desfachatez moral de solicitarla.

Pido información en la web de la Junta y me contestan con celeridad inusual en la administración con el argumento de que para rentas menores ya están las becas del Ministerio de Educación. Fabuloso. ¿No podrían haber informado de ello antes de ofertar las ayudas? En casi la totalidad de los colegios públicos y concertados ofrecían una u otra con la única advertencia de que eran incompatibles incluso en la solicitud. Nadie avisó nunca de que las incompatibilidades se aplican al disfrute de derechos, no a su solicitud. De un modo u otro parece inmoral que se ofrezcan becas para alumnos ricos en una de las economías más deprimidas de la Unión Europea.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS