Soldeu y Pas de la Casa de unen y crean la mayor estación de esquí del Pirineo catalán

Las estaciones de Pas de la Casa-Grau Roig y de Soldeu El Tarter, estaciones de esquí andorranas, anunciaron ayer por sorpresa su fusión. De esta manera, se han convertido en el nuevo espacio de esquí Gran Valira, cuya comercialización permitirá la creación de un forfait conjunto y la explotación de un área esquiable de 2.000 hectáreas, lo que la convertirá en la mayor de todo el Pirineo catalán. Ayer por la tarde se hizo pública esta importante fusión empresarial que sitúa este dominio esquiable a la altura de las grandes estaciones europeas del sector.

Desde hace tres años las dos estaciones ya estaban prácticamente unidas a través de la conexión de dos de sus pistas, aunque no se disponía de un forfait conjunto y, en la práctica, era difícil esquiar en las dos estaciones al mismo tiempo. A partir de esta temporada, que esta a punto de iniciarse, los esquiadores disfrutarán de un total de 200 kilómetros de pistas al precio de 36 euros, tres euros y medio más caras que el año pasado.

El Gobierno andorrano, a través de su máximo responsable, Marc Forné, y de su portavoz, Enric Pujal, alabó la unión de las dos estaciones de esquí. Forné calificó el día de ayer de "histórico para el esquí de Andorra", que contará a partir de ahora con uno de los espacios con mayores pistas de los Pirineos.

Pujal habló de "valoración totalmente positiva", algo que justificó al señalar que, "a partir de ahora, se podrá ofrecer una unión con 200 kilómetros esquiables". El alcalde de Encamp, que acoge la estación de Pas de la Casa, Jaume Ramond, consideró el acuerdo como "un gran paso adelante".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS