Prohibida una manifestación contra Jesús Gil

La Delegación del Gobierno en Madrid prohibió ayer una manifestación, prevista para el domingo próximo, contra le gestión de la familia Gil al frente del Atlético de Madrid. La convocatoria, a la que se habían sumado 60 peñas rojiblancas y numerosos abonados particulares, no fue permitida bajo los argumentos de que "grupos de seguidores fanáticos del Atlético se reúnen muy cerca del lugar donde estaba convocada la marcha (la Glorieta de Pirámides, a unos 200 metros del Calderón) y de que se podía "cortar el acceso a la autopista M-30". Ese domingo el club rojiblanco juega contra el Mallorca a las siete de la tarde y la protesta estaba convocada para las cinco y media.

Los argumentos de Francisco Javier Ansuátegui, el delegado del Gobierno, para no autorizar la marcha se resumen en una frase: "El peligro cierto y grave para las personas y los bienes". En total se esperaba la participación de unas 8.000 personas en la protesta convocada. El pasado lunes la Delegación del Gobierno mantuvo una reunión con Antonio Correas, el único responsable legal de la convocatoria, para "sugerirle" que desconvocase la manifestación. Se argumentaba la cercana muerte de un seguidor del Depor en Santiago. Sin embargo, el colectivo opositor a la gestión de Gil decidió continuar con la convocatoria.

El colectivo de hinchas más fanáticos del Atlético, el Frente Atlético, no está adherido a la manifestación como peña, aunque muchos de sus miembros, incluso entre los organizadores, estaban comprometidos con la protesta.

Antonio Correas tiene previsto recurrir hoy la decisión de la Delegación del Gobierno. También se ha trasladado a esta institución la disposición de los manifestantes "a modificar su trazado original". El mismo Correas ha solicitado permiso a Ansuátegui para que la protesta se lleve a cabo dentro del estadio Vicente Calderón con gritos y pancartas en las que se pedirá a Jesús Gil que venda sus acciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS