La ONU legitima por unanimidad la fuerza multinacional en Irak

Francia, Rusia y Alemania votan a favor pero no aportarán fondos ni tropas

Estados Unidos logró ayer que Naciones Unidas legitimara la fuerza multinacional liderada por EE UU en Irak. El Consejo de Seguridad aprobó por unanimidad la resolución 1.511, que pide al Consejo de Gobierno iraquí que fije antes del 15 de diciembre un calendario de transición y que autoriza a las tropas a emprender las medidas necesarias para contribuir a la estabilidad de Irak. La resolución fue una gran victoria para la diplomacia de Estados Unidos, que logró incluso el voto a favor del más complicado, Siria, y de los más reticentes, Francia, Rusia y Alemania. Los líderes de estos países advirtieron de que no aportarán fondos ni tropas.

Más información
Un rayo de luz

Aunque la resolución 1.511 apela a "reforzar el papel crucial" de la ONU en Irak, lo cierto es que Naciones Unidas queda prácticamente al margen del proceso de transición. El texto fue aprobado gracias a las gestiones de Vladímir Putin, presidente de Rusia, que medió ante el canciller alemán, Gerhard Schröder, y el presidente francés, Jacques Chirac, para que éstos olvidaran sus últimas discrepancias y dieran el sí. Tras una larga conversación entre los tres -Putin en Kuala Lumpur y los otros dos en Bruselas-, Schröder anunció el voto a favor. "Es un paso en la buena dirección", dijo el canciller, pero ninguno de los tres países aportará fondos ni tropas. El texto no incluyó finalmente la exigencia de un compromiso de salida del contingente tras la celebración de elecciones. Lo único que precisa en ese sentido es que en un año se revisarán "las necesidades y la misión" de la fuerza multinacional.

El presidente de EEE UU, George Bush, expresó su satisfacción tras la resolución de la ONU, que intenta poner fin a la crisis abierta por la Administración de Washington con la comunidad internacional. El Congreso estadounidense debe aprobar hoy el presupuesto de 87.000 millones de dólares que ha solicitado para la posguerra de Irak. Con ambas cosas, el presidente estadounidense inicia victorioso una gira por varios países asiáticos para recabar ayudas. El camino queda despejado también para la Conferencia de Donantes, la próxima semana en Madrid. España anunciará hoy la aportación de 300 millones de euros para la reconstrucción.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS