Yagüe dice que quiere romper con el pasado en Marbella

La alcaldesa de Marbella, Marisol Yagüe, ha ofrecido colaboración a la Junta de Andalucía para desbloquear la situación urbanística en la ciudad por la no revisión del PGOU de 1986, y ha asegurado estar dispuesta "a romper definitivamente con un pasado de malentendidos y enfrentamiento para inaugurar una etapa de diálogo".

En un comunicado oficial, Yagüe aseguró que su equipo de gobierno está aplicando el PGOU de 1986, que es el vigente en la ciudad. Resulta curioso que, al menos en sus manifestaciones públicas, la alcaldesa, procedente del GIL, se muestre más respetuosa con dicho planeamiento que sus dos tenientes de alcalde, Isabel García Marcos y Carlos Fernández, procedentes de PSOE y PA, que abogan por recuperar el PGOU de 1998 que la Junta rechazó definitivamente en julio.

Yagüe dice tener el propósito de recuperar el diálogo institucional lo antes posible con la Consejería de Obras Públicas. La titular de este departamento, Concepción Gutiérrez, instó el pasado viernes al Ayuntamiento de Marbella a iniciar los trámites de redacción del nuevo PGOU como condición para reestablecer ese diálogo y pidió a Yagüe que mire al futuro en positivo. Yagüe asegura que quiere contar con técnicos de la Junta para la redacción del nuevo plan y "eliminar así toda suspicacia".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS