La Audiencia de Cádiz acoge el segundo juicio por el 'caso Holgado'

En la primera jornada se escucharán las cintas grabadas por el 'padre Coraje'

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Cádiz acoge desde hoy la celebración del segundo juicio por el llamado caso Holgado, surgido del asesinato del trabajador de una gasolinera de Jerez en noviembre de 1995. El Tribunal Supremo ordenó repetir el proceso en el que se absolvió a los acusados al no ser aceptadas como prueba en el primer juicio las cintas que Francisco Holgado, conocido como padre Coraje, grabó tras introducirse en los bajos fondos de la ciudad y relacionarse con los presuntos asesinos de su hijo. Esas cintas serán escuchadas en la jornada de hoy.

Más información
La policía detiene en Sevilla al acusado que no compareció en el juicio por el caso 'Padre Coraje'
Comienza en Cádiz la repetición del juicio por el asesinato del joven Juan Holgado
Las pruebas de ADN exculpan a los cuatro acusados del asesinato del hijo de 'Padre Coraje'
La Audiencia Provincial de Cádiz absuelve a los cuatro acusados en el caso del 'Padre Coraje'

El juicio se prolongará, en principio, por espacio de cuatro semanas y vuelve a sentar en el banquillo a Pedro Asencio, Manuel Sañudo, Francisco Escalante y Domingo Gómez Franco, el Dominguín, acusados del asesinato de Juan Holgado. El joven, empleado de una gasolinera jerezana, apareció cosido a puñaladas en esta estación de servicio de la calle Martín Ferrador el 22 de noviembre de 1995. Este segundo juicio se celebra a instancias del Tribunal Supremo, que se hizo eco en julio de 2000 del recurso presentado por el anterior abogado de la familia Holgado, Juan Pedro Cosano, y ordenó una instrucción complementaria, y, por tanto, un nuevo juicio, que tuviese en cuenta las pruebas que el tribunal no contempló en un principio.

Esas pruebas son, básicamente, el testimonio de la ex mujer de Pedro Asencio, que lo relaciona indirectamente con los hechos, y las cintas que el padre de la víctima grabó tras introducirse durante meses en los ambientes marginales de la ciudad y relacionarse con algunos de los imputados en el crimen. Francisco Holgado, que tras su particular investigación recibió el sobrenombre de padre Coraje, adoptó una identidad falsa (Antonio) y se disfrazó cada noche durante más de medio año para acceder a los ambientes más sórdidos de la ciudad y entablar relación con los presuntos asesinos de su hijo. Con una grabadora escondida, en algunas ocasiones entre sus ropas y en otras en el coche, fue recogiendo el testimonio de toxicómanos y prostitutas de los bajos fondos de Jerez llegando, incluso, a entablar cierta amistad con uno de los acusados, Pedro Asencio. Las cintas no contienen la confesión de ninguno de los sospechosos, pero sí determinados comentarios sobre el crimen que podrían arrojar algo de luz al caso.

Errores

Holgado tomó la determinación de investigar por su cuenta tras comprobar los numerosos errores que se habían cometido en la instrucción que hizo en su día el juzgado número cinco de Jerez. Fallos como la irrupción de numerosas personas en el escenario del crimen tras el hallazgo del cuerpo del joven, y el mal estado que presentaban los productos con los que la Policía debía recoger huellas en la gasolinera, motivaron, según fuentes cercanas a la investigación, que no se pudiera encontrar suficientes pruebas de peso como para establecer con claridad el nombre y apellidos de los asesinos del joven empleado.

Tras casi ocho años desde el crimen, y al igual que en el primer proceso judicial, la acusación particular y el fiscal solicitan 30 años y poco más de 20 de prisión, respectivamente, para cada uno de los cuatro imputados. El abogado de la familia Holgado, Juan Miguel Ayllón, ha mostrado su esperanza en conseguir "una sentencia condenatoria, basada en pruebas". El letrado se ha declarado "convencido" de la culpabilidad de los cuatro imputados. Alfonso Cáceres, defensor de Manuel Sañudo, ha manifestado, por su parte, que espera que se repita la absolución de su cliente y de los que se sientan con él en el banquillo. Para Cáceres, la repercusión social que ha tenido el caso Holgado, del que Antena 3 llegó a rodar una serie de televisión dirigida por Benito Zambrano, puede haber influido de una manera muy clara en las decisiones judiciales. "Estoy convencido que, de no haber existido este ambiente mediático, quizás el Tribunal Supremo hubiese dictado otra resolución", señaló Cáceres el viernes.

Ocho años de lucha

La familia de la víctima Francisco Holgado se muestra reticente en las últimas semanas a hacer declaraciones a los medios de comunicación sobre el nuevo juicio que se inicia hoy.

Quien sí lo ha hecho es Antonia Castro, madre de Juan Holgado, que se reconoce "muy nerviosa" ante la celebración del segundo juicio: "Son ocho años los que llevamos luchando y creo que ahora, por fin, se va a hacer Justicia; pero tengo esa cosa encima de que me tengo que sentar delante de los que te quitaron a tu hijo y me parece que va a ser bastante fuerte", afirma.

El caso Holgado ocupa ya una destacada página de la más reciente historia de Jerez. El brutal asesinato del joven Juan -recibió más de 30 puñaladas-, la pésima investigación posterior y la hazaña de su padre al mezclarse con algunos sospechosos del crimen en busca de información sobre lo sucedido, hicieron que este suceso traspasara pronto las fronteras de Jerez, Andalucía y, también, de España.

Medios de comunicación de varios países se hicieron eco de la historia y pusieron a los productores de televisión tras la pista del caso. Una serie de tres capítulos en Antena 3 y un libro elevaron el caso Holgado a la categoría de drama nacional. La familia, por cierto, no quedó satisfecha con ninguno de los dos trabajos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS