Sueca anula el nombramiento de Franco como hijo predilecto

El general Francisco Franco dejó la noche del jueves de ser hijo adoptivo predilecto de Sueca y alcalde honorífico al revocar el pleno de la Corporación, por unanimidad, ambas distinciones otorgadas en el año 1946 por el consistorio que presidía Miguel Mateu Pons.

Según la moción presentada por el PSPV, ERPV y EU, que fue apoyada por el PP y el Bloc, Sueca no podía consentir que perduraran los nombramientos "porque aquel hombre llegó al poder por la fueza de las armas, nenospreció la voluntad popular expresada en las urnas y cerró las puertas del progreso y de la relación con Europa y el resto del mundo".

La actual corporación declaró "improcedente" el acuerdo alcanzado por el pleno el 12 de diciembre de 1946 y consideró "nula" el acta de nombramiento de Francisco Franco Bahamonde como hijo predilecto y alcalde honorífico de Sueca "en homenaje a la Constitución y a las víctimas de la dictadura".

Para el grupo municipal del PP esta propuesta se encuentra "fuera de contexto" ya que su portavoz, Enrique Segarra, dijo que "aquello ya es historia y ahora hemos de mirar por el presente y el futuro de Sueca". El actual alcalde, el socialista Salvador Gil, considera que "era una obligación moral del Ayuntamiento recuperar la figura de los alcaldes democráticos" y que este pueblo "no se merecía tener a un dictador como alcalde honorífico".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS