Los accidentes y las polémicas sentencias impulsan nuevas medidas

La larga lista de trabajadores que perdieron la vida en su trabajo el año pasado (1.104 según los datos oficiales) impulsó a sindicatos, Gobierno y patronal a debatir cómo atajar los accidentes. El Ejecutivo accedió a retomar una mesa de trabajo abandonada un año antes, de la que salieron varias medidas. Además de regular la prevención de riesgos en la subcontratación, se acordó actualizar las tarifas que pagan las empresas por accidentes, intactas desde 1978. Una vez modificadas, se aplicaría un sistema de premio y castigo, conocido como bonus-malus, para que las empresas con más siniestros coticen más a la Seguridad Social y las de mejor evolución paguen menos. Ambas medidas, junto con la prevención de riesgos, se abordarán en la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo el próximo 17 de diciembre. Tras ese trámite, se remitirán al Consejo de Estado y, una vez realizadas sus matizaciones, las aprobará el Consejo de Ministros.

Pese a que las muertes por accidente han descendido este año respecto a 2002, septiembre se desmarcó de esta tendencia, al dispararse un 53,7% los fallecimientos con respecto al mismo mes del año pasado. Varias sentencias polémicas en las que los operarios han sido responsabilizados de los accidentes sufridos en su puesto de trabajo o, al menos, privados de la indemnización pertinente, han puesto de relieve la incidencia de la siniestralidad en España, que duplica la media europea.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS