El PSOE promete una ley para impedir la propaganda del Gobierno

La decisión de la Junta Electoral de suspender las campañas de publicidad del Ministerio de Trabajo no debería volver a producirse ya que éstas deberían estar prohibidas por ley, según el PSOE. Los socialistas llevan en su programa una modificación de la Ley Electoral que extiende la prohibición de la propaganda gubernamental en cualquier época y sólo admite las campañas de información de servicio público

La decisión de suspender la publicidad de Trabajo sirvió ayer al candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para exhibir una de las medidas de su programa: la prohibición por ley de ese tipo de propaganda durante las campañas electorales. "Hay que terminar con el uso y abuso que hace el PP de los fondos públicos", dijo Zapatero en Catalunya Ràdio y lo reiteró en su visita a las obras del Fòrum 2004 en su segundo día en Barcelona.

En el programa socialista se establece "la regulación legal de la publicidad institucional, especialmente la destinada a dar a conocer los logros o los proyectos de los poderes públicos, sobre todo durante los períodos electorales en que estará prohibida, con el fin de garantizar el principio de neutralidad de los poderes públicos". Esta regulación tiene un mayor desarrollo, que será explicado por Zapatero durante la campaña, aunque su autor, Diego López Garrido, adelanta que también afectará a cualquier época y no sólo a la etapa electoral.

"Habrá limitaciones y acotaciones en los contenidos y en el dinero", afirma López Garrido. Nunca el Gobierno podrá utilizar una campaña para hablar de sí mismo, y de sus "logros", sino que se diferenciará entre "publicidad y propaganda". "Sólo se permitirán campañas informativas de interés para los ciudadanos como servicio público", señala el portavoz constitucional del PSOE. Hasta noviembre pasado, López Garrido ha calculado un total de 61 millones de euros en "propaganda del Gobierno". Éste considera "escandalosa" la publicidad gubernamental en los medios de comunicación que, a su juicio, condicionan la orientación y libertad de esos medios.

Con el dinero que el Gobierno emplea en propaganda se podrían hacer otras cosas, como, por ejemplo, la concesión de más becas, según señaló ayer la portavoz del PSOE, Carme Chacón que pidió al PP que "no haga trampas".

Rodríguez Zapatero recibe explicaciones del alcalde de Barcelona, Joan Clos, en las obras de Fòrum 2004.
Rodríguez Zapatero recibe explicaciones del alcalde de Barcelona, Joan Clos, en las obras de Fòrum 2004.CARLES RIBAS
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS